NI EL PISCO, NI EL CEVICHE … NI PINOCHET NI PIÑERA SON CHILENOS

Hace unos días, a través de las redes sociales, me encontré con un video en el que un ciudadano peruano residente en los Estados Unidos, se topó al interior de un supermercado con una fila de sabrosas cervecitas nacionales, y al coger una de la marca Cuzqueña y darle vuelta al pomo, tuvo una sorpresa que casi le ocasiona un derrame cerebral, por la ira: En la botella se hallaban grabadas en relieve estas horrendas palabras: “Made in Chile”.

Aclarando que el suscrito no tiene nada de xenófobo, conoce y aprecia a varios amigos chilenos, y que cuando ha estado en ese país fue tratado con absoluta cortesía, lo cierto es que ya viene siendo demasiado el que cada cierto tiempo nos tengamos que indignar al ver que nuestro vecino sureño hace campañas mediáticas para tratar de convencer al mundo que tanto el pisco, como el ceviche, la causa y hasta el suspiro a la limeña lo inventaron ellos.

En alguna de esas visitas a la que me refiero, toqué el tema con amigos santiaguinos. Lo único claro que me quedó, (y sin generalizar, es lo que piensan allá bastantes personas), es que los peruanos sufrimos de “un complejo de inferioridad” al no aceptar que perdimos una guerra con ellos pese a que ha pasado ya casi siglo y medio, que ellos “ya lo olvidaron”, y como “una muestra de ello” es que han elegido justo nuestro país para realizar millonarias inversiones, trayendo sus capitales.

Interesante percepción, aunque traída de los cabellos, pues todos sabemos que la mayoría de ese paraguas económico se encuentra en empresas públicas estratégicas, como en rubros privados sensibles, a saber, algunas AFPs, supermercados y centros comerciales, transporte aéreo, fábricas de alimentos y otros productos de primera necesidad, farmacias, grifos, industria minera y plástica, cines, constructoras, clínicas y bancos.

Miles de millones de dólares en más de 200 sectores económicos, que podrían incrementarse en los próximos meses debido a la crisis originada por la pandemia de COVID-19 también en ese país.

El video de la cerveza me hizo recordar también, que en 7 de Junio se cumplen 140 años de la histórica Batalla de Arica, en la que un coronel peruano, Francisco Bolognesi Cervantes, al mando de un reducido grupo de soldados, se enfrentó a una bien dotada fuerza militar chilena, que lo derrotó, y donde se inmolaron los nacionales por amor a su patria.

Y como todo está concatenado en esta vida, aunque muchos piensen que no, me permitió también, gracias a un post de mi amigo el ingeniero, historiador y naturalista Klaus Hönninger Mitrani, recordar una serie de notas periodísticas efectuadas en los últimos años, no muy difundidas para no irritar a los segundos amos del Perú, en las que se revela que tanto el ex dictador Augusto Pinochet, como el actual presidente chileno Sebastián Piñera, realmente tienen una innegable conexión con suelo peruano, uno por nacimiento, y el otro por descendencia.

Sí, algunas evidencias recogidas en el sur del país, señalan que Augusto Pinochet Ugarte nació en la localidad de Tarucachi, que junto a Tacna y Tarata eran territorio peruano antes de su cesión a Chile, y no en Valparaíso como la historia “oficial” reseña. El tema ha causado polémica entre historiadores peruanos y chilenos. Los mapochinos lo niegan en todos los idiomas, y entre los nacionales hay división, pues hay quienes no quieren aceptar que Pinochet haya nacido en Perú, por una cuestión de orgullo más bien, mientras que para otros sería una gran broma de la vida.

En el caso de Sebastián Piñera hay un poco más de claridad, e incluso declaraciones de él mismo. La historia registra, además, que un ciudadano peruano, José de Piñera y Lombera, informó en 1927 a la Cancillería peruana su decisión de radicar en la ciudad chilena de Coquimbo. Hay registros de esto.

El antepasado del actual presidente de Chile se casó allá, tuvo hijos y descendencia. Era un comerciante nacido en Lima en mayo de 1786. Fue hijo del español Manuel Antonio de Piñera Gutiérrez, nacido en Cantabria, y de la limeña Josefa Lombera y de la Piedra. Durante el virreinato ocupó un cargo público en la provincia arequipeña de Camaná.

En 1829, Piñera, ya residente en Chile, fue diputado por La Serena en la Asamblea Provincial de Coquimbo, ocupando durante tres meses, incluso, la presidencia. Un año antes había sido alcalde provincial de La Serena, ciudad en la que según sus biógrafos murió en 1847.

En otras versiones, que el propio Sebastián Piñera ha declarado como ciertas, se afirma que su madre, de apellido Echenique, tuvo entre sus ancestros también sangre indígena, que se remontaría incluso hasta uno de los Incas, Huayna Cápac.

El que no tiene de inga, tiene de mandinga, dice un refrán. Puede que dos importantes referentes de la política chilena en los últimos 100 años tengan en realidad genes peruanos. No nos ufanamos ni avergonzamos de ello. Puede que tengan mucha plata para comprar todas las empresas que quieran en nuestro país. Pero en lo que sí no transigimos es en la apropiación de valores culturales inalienables.

Así como Bolognesi, que un día como hoy defendió lo suyo aun conociendo la inferioridad de las fuerzas bajo su mando, los peruanos, sin chauvinismos exagerados ni xenofobia o revanchismo, defendemos nuestro pisco, nuestro ceviche, nuestra cerveza.

Las alianzas que se vienen

Los resultados electorales del domingo 26 de enero dan para varias lecturas. En primer lugar, no solo desaparecieron al histórico Partido Aprista y a Solidaridad Nacional, relegando al fujimorismo a un papel de comparsa, sino que también fue la derrota de las encuestadoras, que “no vieron” el repunte del FREPAP ni de los seguidores del anti sistema Antauro Humala.

Por otro lado, es claro que ninguna de las 10 agrupaciones con representación para el año y medio de trabajo parlamentario, tendrá mayoría, por lo que se hace necesario que existan consensos para llevar adelante la agenda legislativa. Incluso para elegir la mesa directiva. Y es ahí donde se verán las intenciones de los líderes políticos con bancadas, a la hora de establecer alianzas.

El fujimorismo, a través de su rostro más visible, Martha Chávez,. intento acercarse a los seguidores de Ezequiel Ataucusi, apelando a algunas coincidencias que antes jamás vio, y fue desairada en público por el vocero de la bancada del FREPAP, Wilmer Cayhualla. No sabemos cual será la postura de las bancadas con más representantes, AP y Alianza por el Progreso, que en el Congreso anterior, ayudaron al fujimorismo en varios aspectos. Sus voceros aún no han deslindado ni se han pronunciado en forma directa, solo ambiguamente.

No se ve, eso sí, que vaya existir coincidencias entre Daniel Urresti y el Podemos con el fujimorismo, pero existe la incógnita, ya que el verdadero dueño de la agrupación, José Luna, ex financista de Solidaridad, tendrá a su hijo en una curul, y se ha revelado más de 500 llamadas entre él y la organización denominada “Los cuellos blancos”, incluyendo el fugado juez Hinostroza, íntimo del fujiaprismo.

Los morados y la izquierda en sus dos facciones, que anunciaban un bloque anti corrupción antes del proceso electoral, tienen en conjunto solo 26 congresistas. Insuficiente. Si se sumaran los de Podemos y los de Somos Perú, hay solo 43. No hay forma, salvo que busquen alianza con AP, bastante complicado, o con el FREPAP, que difiere diametralmente de ellos en temas como el enfoque de género.

Respecto de las relaciones con el Ejecutivo, si se hiciera realidad el anuncio de “obstruccionismo democrático” por parte de la vocera de la bancada acciopopulista Mónica Saavedra, y a ese coro se sumaran APP y el fujimorismo, el presidente Vizcarra las vería negras en los últimos meses de su mandato.

La bancada de UPP, que sigue consignas de Antauro Humala, sí podría coincidir con todos ellos en hacerle la vida a cuadritos al régimen, y hasta intentar vacar al Jefe de Estado. Si se diera ese escenario, habría más de 70 votos. Hay que recordar que César Acuña Peralta tiene dos hermanos en el nuevo Congreso, Virgilio en UPP y Humberto por APP, fijo representante de Lambayeque, y condenado a tres años de prisión suspendida. ¿El primer caso de otoronguismo en la Comisión de Ética? Habrá que ver.

En las siguientes semanas, en los que se conocerán ya oficialmente los nombres que estarán en cada una de las 130 curules, se podrá tener un panorama más claro. Lo único cierto es que Martha Chávez no volvería a presidir el Congreso.

¿Perú, país de infieles?

A propósito de la revelación en un programa periodístico, del que inmediatamente se hizo eco en forma increíble el de la competencia, respecto de que Julio Guzmán le habría sido infiel a su esposa por almorzar en un departamento miraflorino con una colaboradora de su partido, y que saliera corriendo de ahí al producirse un amago de incendio, comenzó un inusitado cargamontón por parte de sus adversarios políticos, que obviamente intentan sacar provecho de la situación.

El tema, que más parece un asunto para las secciones faranduleras, evidencia la doble moral de muchos que se sienten capaces de tirar la primera piedra y se rasgan las vestiduras por lo que a todas luces es meramente una situación personal. Lo he analizado a fondo, y estas son mis conclusiones, a las que también sumo algunas preguntas que sí deben ser explicadas.

Al margen de si Guzmán debió ser expuesto mismo Pedro Gallese o Christian Dominguez, recientemente, o el Loco Vargas con Tilsa, y Alejandro Toledo en el hotel Melody hace unos años, lo cierto es que pese a las velitas en forma de corazón que causaron el siniestro controlado, no existe evidencia alguna de infidelidad. No todo lo que parece, es.

Y no estoy defendiendo a Guzmán ni digo que los hombres no hayamos caído en la tentación de sacar los pies del plato alguna vez, ejecutando posteriormente la acción o no. Pero no deja de ser un asunto estrictamente personal, eso es verdad, entre él y su esposa, si es que a mayo del 2018 (o sea hace 20 meses en que ocurrió el accidente) estaba llevando o no una relación feliz con ella, ciudadana de otro país que además vive en el exterior, y le ayuda (o ayudaba, no sabemos si aún) a pagar sus cuentas.

¿Por qué personal? Porque Guzmán no tiene cargo público alguno, y no está postulando al Congreso que se elige este domingo. Se sabe que postulará a la Presidencia aún el 2021. Y porque, si fuera cierto que tuvo un affaire con la señorita Liliana Acurio o no, no es lo mismo “almorzar” con ella o lo que fuere que pasó en ese departamento en mayo del 2018, que tener denuncias por lavado de activos u otros actos de corrupción, que golpear y patear a la pareja (o electrocutarla), o que anunciar muy suelto de huesos, siendo Jefe de Estado, que se tuvo un hijo extramatrimonial y obligar a la esposa oficial a presenciar dicha humillación ante cámaras.

No justifico el accionar de Guzmán; es verdad que una infidelidad, si fuera este el caso, es dolorosa para la otra parte, deja heridas muy difíciles de superar, resquebraja la confianza, y produce un malestar aún más fuerte si es divulgado el acto públicamente.Pero de ahí a sumarse a patéticos discursos moralistas y pretender compararlo con los delincuentes que quieren aprovechar las fisuras que se ven en el partido que ha fundado el ex y futuro candidato presidencial, hay un trecho como de Lima hasta Cusco, que es de donde al parecer es originaria la señorita Acurio, como el ex senador del mismo apellido, padre del conocido chef.

“Guzmán huyó como un cobarde, dejando sola a su suerte a una mujer en peligro. Así escapará de las crisis si es que llega a ser Presidente” es el argumento de todos quienes desean sacar partido de este escandelete mediático vía un ampay, como del caso de violencia familiar en el que está envuelto el general Daniel Mora, candidato de esa lista.

Guzmán ha afirmado en una entrevista que el salió a buscar ayuda de su seguridad una vez que su acompañante, que fue quien alquiló la propiedad un día antes, se encontraba segura en un pasillo, y que cuando los localizó recibió una llamada de la dama señalandole que el tema estaba controlado, que no era necesario que regrese, y que más bien se ocupe de ayudarla con los temas de la indemnización a la propietaria, cosa a lo que se dispuso. Creíble, aunque para muchos no, y que así evitaran su exposición en el extraño suceso. También sería bueno saber si el departamento fue alquilado por ella, con su peculio, o a través de ella por él, o por el Partido Morado, en vista que ambos son parte del mismo. En suma, quien lo costeó.

El aprovechamiento político de quienes deberían estar calladitos si es para pensar. En menos de una semana, seguidores de partidos que no podrían poner bancada en el próximo Congreso según las encuestas y que ven como cada vez más postulantes del partido de Guzmán se aseguran una curul, han desempolvado este tema del 2018 y el de Mora, del 2019. En campaña todo vale, y aunque un caso pudiera justificarse y el otro no, o ninguno, es bastante extraño que soltaran el asunto en forma amenazante dos días antes personajes como Mijail Garrido Lecca, candidato del APRA, en un tweet del viernes, cuando el asunto se hizo público recién el domingo.

El voto viciado es una trampa. Escojamos bien

Algunos amigos vienen desarrollando una campaña por el voto nulo o blanco en las elecciones parlamentarias de este 26 de enero, sosteniendo que votar por las alternativas que nos han presentado los partidos políticos es “elegir más de lo mismo”, ya que “todos son igual de convenidos y corruptos” y que “es mejor pagar la multa por no sufragar”. Tratando de no perder notoriedad, personajes como Ricardo Belmont, malinforman a la ciudadanía, sosteniendo que si 2 de cada 3 peruanos no vota, se anulan la elecciones. Es imposible que pase ello, en primer lugar, y en segundo, en el hipotético caso que sucediera, ¡regresarían los congresistas disueltos!

voto viciado

Con aprecio y respeto, desde “Los Puntos sobre las Jotas” nos permitimos discrepar con ellos, y exponer los argumentos que nos llevan a proponer un voto informado, una elección atípica a las que se han venido dando desde siempre: Tener primero claro por quienes NO votar, pues son un peligro para el desarrollo de un país decente, informarnos bien como cuando vamos a hacer una compra importante que esperamos nos dure un buen tiempo, y elegir cuidadosamente a nuestros representantes, así no sean los número 1 de sus listas, o no se hayan hecho tan conocidos por las redes o los medios de comunicación, y no sean los favoritos de las amañadas encuestas.

Hablemos primero del voto viciado o nulo, y cómo es que no sirve. Si has estado de acuerdo con el cierre del Congreso y el adelanto de las elecciones parlamentarias, es que consideras, como quien escribe, que el fujimorismo y sus socios en el APRA, Contigo y otras fuerzas políticas le hicieron un enorme daño al país, blindando corruptos, coordinando el copamiento de instituciones clave como la Fiscalía de la Nación, el Poder Judicial, el CNM, el JNE y el Tribunal Constitucional, para lograr impunidad una vez termine su mandato legislativo, a todas luces digitado desde el penal de Santa Mónica por Keiko Fujimori.

Si estas en esa posición, repetimos, es obvio que no deseas que vuelvan al Congreso Mauricio Mulder, Rosa Bartra, Yeni Vilcatoma, Nelly Cuadros, Juan Sheput o Salvador Heresi, líderes visibles de las bancadas que perturbaron la gobernabilidad y no hicieron nada para combatir la corrupción. Y si no deseas que vuelvan ellos, considerarás que la frenética Martha Chávez, el mitómano Mijail Garrido Lecca, los opinólogos rentados Diethel Columbus y Ricardo Vásquez Kunze, el troll Juan Muñico (Maelo), el grosero Mario Bryce, el teatrero Renzo Reggiardo, y otros aspirantes que los acompañan en las listas que propugnan, sí serían más de lo mismo, y estaríamos repitiendo la nefasta historia.

bartra y vilcatoma

Claro que si eres de los que aún crees en ellos, casi fanáticamente, gracias a la labor de lavado de cerebros (aparte de la de activos) nada de lo que leas en su contra hará que varíes tu terca convicción, e igual hipotecarás tu voto, en algunos casos por comprensible ignorancia, y en otros por un taper o la variante populistoide que ahora usen.

Volvamos al primer caso. No quieres a esa gente en el Congreso. Ok. Pero ahora han sido más vivos y no están juntitos en una sola lista, a la que se podría haber tachado. No. Lideran entre 4 o 5 fórmulas, en los primeros lugares, con el objeto de hacer creer que son diferentes, pero con el evidente propósito de obtener curules cada uno por su lado, para una vez elegidos unirse nuevamente como bloque defensor de la corrupción y la  impunidad. Están en Fuerza Popular y el APRA, pero también en Contigo, en Solidaridad Nacional del ex alcalde Castañeda, en Perú Patria Segura con Reggiardo (ex congresista e hijo del fundador de Cambio 90, que lidera la lista ante la exclusión del ex gobernador iqueño Fernando Cillóniz), con Beatriz Mejía y su fundamentalismo cavernario de “Con mis Hijos no te Metas” y sus polémicos como millonarios pastores en Avanza País (que presentó como candidato a la Alcaldía de Lima al ex fujimorista Julio Gagó, el de las fotocopiadoras Jaamsa, que vendía al Estado estando prohibido), y otros con ellos.

Todos afirman que quieren ser congresistas (algunos de nuevo) porque están cansados de lo que pasa en el país, y que ellos son la salvación, pero no recuerdan, los que ya estuvieron, cómo no hicieron nada, y con qué índice de desaprobación salieron. Dicen que lucharán contra la corrupción, que no serán obstruccionistas, que no vacarán al presidente, y prometen cosas imposibles o intentan capitalizar temas sexuales como si ser parlamentario fuera un casting para conducir un programa triple XXX de adultos a la medianoche. Y cuando ni ellos mismos se entienden ante cámaras, aprovechan cualquier “debate” para convertirlo en una pelea de callejón, o en oportunidad para escupir en el ojo al contrincante, reseñando su pasado, y olvidándose del propio.

La verdad es que, si uno mira con detenimiento los sondeos, ni el APRA, ni Solidaridad, ni Contigo alcanzarían el 5% de los votos, por lo que no pasarían la valla electoral, no colocarían congresistas. Es por eso que, como estrategia, ya que no pueden capturar más sufragios de una población desengañada y que los detesta, es que sus trolls (y algunas personas despistadas que han caído en el juego) vienen apelando al llamado a votar blanco, nulo o viciado.

¿Por qué? Se los explicamos muy simple. A más votos viciados o blancos, se reduce el universo de VOTOS VALIDOS. Si, para poner un ejemplo, hay un total de 20 millones de votos válidos en el país, el 5% que se requiere para pasar la valla electoral sería de 1 millón de votos. O sea, cualquiera de los partidos necesitaría un mínimo de 1 millón de votos para llegar al Congreso y tener una bancada. Pero, si de esos 20 millones, un 20%, es decir 4 millones de personas deciden votar en blanco o viciado, solo quedarían 16 millones de votos válidos y la valla del 5% bajaría a solo 800 mil votos. El resultado es que a más votos INVALIDOS (nulos, viciados o blancos, que no se cuentan) se está facilitando el ingreso a gente que en otras circunstancias no podría acceder, que es el caso actual de los candidatos de Solidaridad Nacional, El APRA, Contigo y varios ya mencionados arriba.

No son las únicas listas que hay que mirar con cuidado, además. Prácticamente en todas hay personajes con problemas judiciales, investigaciones en curso, ligados a personajes o casos de corrupción; por su intolerancia o por hacer apología de ideologías que no son beneficiosas para el país, como fundamentalistas religiosos o extremistas violentistas.

En Podemos Perú, excluido Daniel Urresti de la contienda por el JNE (que pintaba como casi fijo), queda como abanderado el hijo de José Luna, del mismo nombre, ex congresista, dueño de un conocido instituto de educación superior al estilo de Acuña, y ex financista de Castañeda Lossio, el fundador de Solidaridad, que hoy, blindado por los fujimoristas, lleva en su lista a Rosa Bartra, Yeni Vilcatoma, Nelly Cuadros y Juan José Muñico (Maelo), el troll visible de la agresiva “Resistencia”. Es decir, partidos que “parecen” diferentes pero que tienen intereses muy similares. El hijo de José Luna, candidato por Podemos Perú, registra, según una fuente periodística unas 500 llamadas con diversos personajes cuestionados, como fiscales, magistrados de los llamados Cuellos Blancos, entre ellos el mismo fugado juez César Hinostroza.

keiko casacion6

Acción Popular, dicen, va primero en las encuestas. No creemos que lleve una ventaja considerable sobre otras fuerzas políticas. En todo caso, es aún el efecto Muñoz, que hizo que ganaran la Alcaldía de Lima y varios distritos capitalinos. Pero el burgomaestre limeño no las tiene todas consigo, ya comenzó a recibir cuestionamientos por no honrar su palabra sobre revertir el cobro de los peajes, y AP es una olla de grillos, con demasiadas cabezas pugnando por sobresalir para el 2021, como Barnechea, Raúl Diez Canseco, Víctor García Beláunde, el propio Muñoz, Yohny Lescano y Mesías Guevara.

La lista de Lima la componen aparentemente personas limpias, sin mucha trayectoria política, pero se informa que están esposos y esposas, hijos y hermanos de varios alcaldes, que podrían estar apoyando el financiamiento de campaña de sus cónyuges y parientes con dinero municipal. En varias webs y páginas de facebook se menciona a Monica Saavedra, la cabeza de lista, como favorecida por el  Alcalde de Jesús María, municipio donde fue Gerenta hasta hace poco, mientras que la número 2, Leslye Lazo, es esposa del Alcalde de San Martín de Porres. La Contraloría deberá investigar si existe tráfico de influencias, como se señala en algunas denuncias. En el Congreso disuelto, AP, excepto por Yhony Lescano, tuvo una posición muy cercana al fujimorismo, y no ha deslindado institucionalmente de ella. ¿Lo hará?.

vitocho y luz

En Perú Libre, como en el Frente Amplio, de la izquierda, hay personas claramente identificadas con la subversión. Sus nombres han sido difundidos ya en los medios, aunque también hay candidatos honorables. En Juntos por el Perú hay muchas caras vinculadas con Susana Villarán, u Ollanta Humala, siendo que también hay candidatos sin mácula. En el Partido Morado destacan algunos nombres interesantes, pero hay también muchos improvisados, lo mismo que en otras listas. La lista de Todos por el Perú, que encabezaban con bastante aceptación el ex GEIN José Luis Gil y el ex decano del CAL Pedro Angulo, fue excluida de la contienda.

El PPC tiene una lista homogénea, pero su líder Alberto Beingolea haría bien en deslindar enfáticamente de Lourdes Flores y Horacio Cánepa, sindicados como receptores de dinero ilegal de Odebretch. De hacerlo, tendría opción. Una rémora podría ser también el ex alcalde de San Miguel, Eduardo Bless, que ha pasado por Perú Patria Segura y Contigo en los últimos 4 años, antes de anclar en las filas pepecistas.

Somos Perú lleva personajes cuestionados en diversas municipalidades, como Gina Gálvez y Manuel Masías. Tiene mejores opciones más abajo. Vamos Perú es un partido que tiene cuestionamientos, por ser creación de Juan Sotomayor, autoridad varias veces en el Callao, sobre quien hay muchas acusaciones. Lleva en Lima como cabeza de lista a ex parlamentario humalista Carlos Torres Caro, sin mucha opción pese a ser muy claro en sus propuestas. Alianza por el Progreso se ha llenado de personajes cuestionados como el ex vicepresidente de Ollanta Humala, Omar Chehade, la ex Ministra toledista Maria del Carmen Omonte, y el ex alcalde de Barranco, Felipe Mezarina, joyitas que se espera no sean votadas.

candidatos cuestionados

Una guía para votar por algunos y desechar a otros nunca tendrá unanimidad. Cada quien tiene su propia opinión. Y jamás se podrá contentar a todos. Lo que se busca es un voto informado, y evitar el monopolio del Congreso por parte de quienes llevaron al país a esta crisis política, pues eso significaría no haber avanzado nada.

Proponemos algunos nombres para los votantes de Lima, sin que eso signifique que no haya otros, o que cada quien, entercado en su propio parecer, defina al final su sufragio por un icono conocido, pese a los cuestionamientos. El mismo análisis debería hacerse en las diversas provincias del país.

En el Partido Morado, el ex ministro Daniel Mora (3), Alberto De Beláunde (6), Daniel Olivares (20), Zenaida Solís (5), Gino Costa (7), Francisco Sagasti (1), Carolina Lizárraga (2), la ex presidenta de transparencia Pepi Patrón (9) y Rodolfo Pérez (4), podrían ser garantía de una bancada coherente.

candidatos morados

carolina y mora    daniel olivares

En Juntos por el Perú Oscar Ugarte (3) Janet Patricia Marín (11), Manuel Dammert (12), Lucía Alvites (14) y Julio Arbizú (5) ofrecen cierta seguridad.

juntos por el peru

En Renacimiento Unido el abogado Guillermo Olivera Diaz (33) es una opción interesante para quienes prefieran esa lista. Un compañero de fórmula idóneo parece Guillermo Ruiz (3). Ambos proponen a la JNJ exámenes exhaustivos para jueces y fiscales; y en Podemos Perú, la también jurista Teresa Cabrera Vega (6) (jueza que condenó a Magaly Medina a prisión por difamación), y el ex alcalde De Pachacamac Hugo Ramos Lescano (9) son alternativas en vez del voto viciado o los aspirantes de siempre. De Somos Perú, se salvan Alexandra Ames (8) y Jesús Maldonado Amao (5), una joven profesional en innovación social e incidencias públicas, y un experto en temas locales y gobernabilidad con estudios en España y experiencia en varios municipios limeños.

olivera diaz techy cabrera ale ames

El Frente Amplio presenta pocas alternativas viables, siendo quizás las más saltantes el ex constituyente Enrique Fernández Chacón (1), Rocío Silva Santisteban (2), experta en DDHH, y el ex  funcionario del BM Farid Matuk (36). La cantante vernacular Martina Portocarrero (12), presidenta del Movimiento Mundo Verde, es una veterana postulante, que espera tener suerte esta vez.  AP tiene algunos candidatos que parecen idóneos, como el ex secretario general Alberto Velarde Yáñez (12), y la abogada y ex asesora del Congreso y el Ministerio de Trabajo María del Carmen Alva (23)

chaparron rocio silva

La lista de Perú Nación es encabezada por Francisco Diez Canseco (1), Presidente del Consejo por la Paz. Complicado que pase la valla, más aún cuando se le han excluido a varios candidatos. Tenía en su lista al ex Decano del Colegio de Periodistas, Max Obregón, con mucha ascendencia entre sus colegas (que ha decidido retirarse), y pugnan con entrar con Diez Canseco, Juan Manuel Varilias (3), Diana Ricalde (2) y el poeta y gestor cultural Harold Alva (12). En el PPC, Beingolea (1) es casi fijo. Tienen alguna opción si la población los apoya, el ex Contralor Fuad Khoury (5), Claudia Cantella (6) con amplia experiencia en gestión municipal, en cargos partidarios y como trabajadora del Parlamento; y el ex regidor surcano Omar Montoro (15). La exclusión de la periodista Marisol Tobalina, por un fallo administrativo, le restará algo a la lista. Ahí podrían terciar Erick Castillo Documet (29), con propuestas de seguridad ciudadana y anti corrupción, o Harumi Miyashiro (32), joven comunicadora y docente universitaria.

peru nacion beingolea

En Perú Libre, la exclusión del polémico Isaac Humala, que iba con el 1, permite tener cierta notoriedad al probo ex parlamentario Manuel Benza Pflucker (2) y al abogado Julián Palacín Gutierrez (8). En el APRA no hay mucho que escoger. Su ya exigua militancia podría elegir entre el ex ministro de Economía Carlos Rivas Dávila (21), la ex parlamentaria andina Elsa Mantilla (18) y el correcto abogado aduanero Juan Carlos Leyva Alfaro (19), en lugar de los cuestionados Mulder, Nidia Vilchez, o Mijail Garrido Lecca, que están al guerrazo en los primeros lugares de la lista. No vemos, la verdad, nada destacable en Democracia Directa, el FREPAP o Unión por el Perú, donde se excluyó, felizmente, a su número 1, el preso Antauro Humala.

manano   leyva

Reitero que estas propuestas no tienen porque ser del agrado de la mayoría que nos lee. Ni es factible que se pueda votar por todos estos candidatos. Cada quien hará su propio análisis. Es solo un ejercicio de cómo informarse usando las distintas herramientas que hay para tal fin, siendo las principales la propia web del JNE donde están las hojas de vida de todos los postulantes, las plataformas de Voto Informado, y las redes de los propios aspirantes. Lo importante es ejercer nuestro derecho ciudadano de elegir, pero esta vez bien, pensando en el país y no dejando que nos pinten paraísos y menos que pretendan comprar nuestra elección con un regalo ridículo o promesas vacías.

La inmunidad parlamentaria en debate

inmunidad

Uno de los temas que, de acuerdo a los sondeos entre la población, deberá re evaluar el próximo Congreso a elegirse el 26 de enero, es el de la inmunidad parlamentaria, un privilegio constitucional del que gozan los legisladores, y que lamentablemente en muchos casos ha servido para escapar, gracias a él, de la acción de la justicia que para el resto de ciudadanos sí aplica.

El origen del fuero parlamentario se remonta a las épocas en que comenzó a separarse los poderes del Estado, teniendo independencia cada uno. Con el objeto de evitar que un legislador fuera enjuiciado en virtud de su voto, más aún si este era contrario a los deseos del rey, emperador u otro tipo de gobernante, se creó la figura de la inmunidad, la misma que debía ser despojada por los pares del parlamentario.

En Inglaterra, todos los ciudadanos son iguales ante la ley, por lo que la inmunidad no sirve para librar a un miembro de la Cámara de los Comunes o los Lores de un juicio penal. Si bien hay una monarquía, existe un modelo democrático también, denominado Sistema Westminster, que regula el funcionamiento del parlamento británico.

La Constitución norteamericana garantiza el que los senadores y representantes, en todos los casos, exceptuando los de traición, delito grave y perturbación del orden público, tienen el privilegio de no ser arrestados durante el tiempo que asistan a las sesiones de sus respectivas Cámaras, así como al ir a ellas o regresar de las mismas, y no pueden ser objeto de inquisición alguna con motivo de cualquier debate en sus Cámaras.

En España y Francia solo pueden ser detenidos en caso de flagrante delito, y es necesario solicitar la autorización del Parlamento para poder ser inculpados o procesados. Esta autorización es solicitada por el Tribunal Supremo a la Cámara correspondiente. Lo mismo rige en países como Italia, Chile, Costa Rica, Ecuador e incluso en Venezuela.

En Argentina, debe encontrarse in fraganti al parlamentario cometiendo delito para que pueda ser detenido y enjuiciado. En Alemania se le conoce como indemnidad y supone la inviolabilidad de la libertad del legislador. En Colombia ha sido eliminada totalmente, y en México cualquier persona natural o un fiscal pueden acusar a un parlamentario, y solicitar el levantamiento de la garantía.

El sistema brasileño es diferente. La inmunidad los protege incluso más allá de sus opiniones y votos. Es decir, si un legislador comete robo o asesinato, está protegido. Esto no aplica a crímenes cometidos antes del mandato, y aún en ese caso, si se llegara a emitir una sentencia, o si se hallara a un parlamentario en el lugar de un delito o crimen, su Cámara podría impedir su arresto.

En nuestro país, se ha visto como las Comisiones Permanente y de Ética, así como el Pleno, no han pasado de suspender temporalmente a congresistas que han cometido faltas o delitos. En muy contados casos se ha levantado la inmunidad los últimos años. Muchos candidatos han expresado, como propuesta, el eliminarla, reglamentarla o modificarla. Una promesa que no en todos los casos es creíble. Todo parece indicar que, de todos modos, soplan vientos de cambio desde enero.

Keiko D. C. : Después de la Casación

keiko casacion2
Los líderes de la organización criminal fujimorista siguen desbarrando, desesperados por ver quien es el (la) que mejor le lava la cara a su jefa Keiko Fujimori, luego que los 5 jueces que vieron la casación interpuesta para lograr su libertad, decidieran que debe seguir presa y afrontar su juicio detenida, pues hay posibilidad de fuga (su padre huyó y renunció por fax, sus tíos aún no responden por una serie de latrocinios, amparados en el Japón) y de que, libre, se dedique a seguir frenando el avance del país gracias a los títeres que aún le quedan fieles, y a hacerles pensar que será candidata de todas maneras. El grupo denominado “La Resistencia”, siguiente paso del chat “La Botica” ha dado clara muestras de ello.
keiko casacion6
Vimos por ahí a Luz Salgado y Martha Moyano, intentando llorar pero no les salía (Tan duras se han vuelto sus caras), azuzando con un megáfono a unas docenas de partidarios, en las afueras del Palacio de Justicia (Mark Vito es mejor actor, de lejos). Por otro lado estaba una empleada de Rosa Bartra, junto a una turba de encasacados naranjas, agrediendo periodistas que solo cumplían su función de informar y les preguntaban su opinión. “Vendidos!” les gritaban, y los agarraban con palos de sus pancartas y otras cosas. La propia Bartra se dirigía, en otro lugar de Lima, a un auditorio de fujitrolls, instándolos a inundar las redes y los puentes de la Vía Expresa con el cuento estúpido que Keiko jamás recibió un dolar en sus manos de Barata y que además no era gobierno, así que “no puede hablarse de delito”.
keiko casacion5
Lo cierto es que la Casación es un tiro que les salió por la culata. Ninguno de los 5 jueces quiso darle libertad. Lo único que falta dirimir, por falta de votos mayoritarios (4 por una sentencia en uno u otro sentido, es lo que dice el Código) es si se queda los 36 meses iniciales de preventiva, o se reduce a 18.Esto será en un mes y una semana más o menos. Si se da un empate de 3, llaman a otro juez que sí daría el 4to voto final.
Y sean 18 o 36, hay que recordar que es solo una PRISIÓN PREVENTIVA. Así la hubieran liberado para presentarse a las audiencias desde su casa, enfrentará DE TODOS MODOS juicio por lavado de activos, obstrucción a la justicia, asociación ilícita para delinquir, lo que convierte a su partido en una banda criminal, y otros delitos. Hay colaboradores que ya están confesando todo.
keiko casacion3
Keiko Fujimori es una mujer joven de 44 años, con dos hijas menores. Vio desde adolescente las intrigas entre su padre, su madre, el asesor Montesinos, los congresistas de su entonces mayoría parlamentaria, los ministros, los aliados y los enemigos. Podría hacer que esto acabe pronto para ella y rehacer su vida, y no ir presa por 15, 20, 25 años. Solo tiene que confesar y quizás el tribunal sea benévolo.
Entercarse y querer tapar el sol con un dedo, arrastrando a sus seguidores y al país a un abismo donde en el fondo solo hay miasma de corrupción, sería peor para ella y su familia. Puede jubilarse de la política y al salir libre retomar su vida familiar, dedicarse a trabajar con su esposo y cerrar este penoso capítulo para la nación. Depende de ella.

Referéndum 2018 y borreguitis

referendum cedula

El domingo 9 de diciembre se realizará el referéndum convocado por el gobierno del Presidente Martín Vizcarra para santificar vía la participación de la población, cuatro normas fundamentales que reforman en algo los actos políticos que regulan las leyes hasta ahora en el país. Sin embargo, saludable como es la medida de consultar a la ciudadanía, adolece en su concepción de una serie de aspectos que creemos necesario destacar.

Dejando de lado el triste espectáculo y absurdo accionar del fujimorismo, que en el Congreso se apuró a aprobar las 4 cuestiones enviadas por el Ejecutivo más por miedo a ser clausurados que por fe en ellas, y que ahora se desdicen de lo sancionado y llaman a votar por el NO en los cuatro puntos, lo cierto es que hay una serie de vacíos y muestras de paternalismo tanto del Gobierno como del Parlamento  en este tema.

En Los Puntos sobre las Jotas no les diremos cómo votar, pues nos convertiríamos  también en “pastores” de un “rebaño” que estamos lejos de querer manejar a nuestro antojo. Nuestra intención es hacer pensar a los electores, y que ellos decidan a sabiendas que emiten un sufragio consciente e informado. Y por esa razón analizamos aquí las 4 preguntas y expresamos nuestro punto de vista, que puede coincidir como colisionar con lo que opinen los lectores. Esa es nuestra contribución, nada ambigua, y sí muy respetuosa.

JUNTA NACIONAL DE JUSTICIA

La primera pregunta de la consulta ciudadana se refiere a la reforma constitucional que establece la nueva conformación y funciones de la Junta Nacional de Justicia, antes Consejo Nacional de la Magistratura. Esta institución es la encargada de nombrar a los jueces y fiscales. Como las recientes denuncias han corroborado que ha ocurrido por décadas, se pervirtió esas designaciones en muchos casos, y hemos tenido desde Fiscales de la Nación y Presidentes del Poder Judicial (así como importantes subalternos suyos) metidos en actos corruptos.

La nueva institución será designada por una Comisión Especial que será presidida por el Defensor del Pueblo e integrarán el Presidente del PJ, el Presidente del TC, el Fiscal de la Nación, el Contralor General de la República, y dos rectores de universidades, públicas o privadas, con más de 50 años de funcionamiento, lo que pone con mayor opción a los de San Marcos y la PUCP. Los designados serán evaluados y elegidos por meritocracia, y se afirma que no habrá injerencia ni del Poder Ejecutivo ni del Congreso.

¿Se evitará así que esta JNJ sea “tomada” por personas con intereses políticos o por organizaciones criminales enquistadas en los partidos? Es imposible saberlo ahora. Para los defensores del SI la reforma es saludable, marca un hito en la elección de las autoridades judiciales y del Ministerio Público, y eso es más que bueno. Para los adherentes del No, se elegirá jueces y fiscales “a medida” del gobierno actual (no explican cómo o de donde sacan ese argumento, tan falaz como un meme, vista la norma), exigen que jueces y fiscales sean nombrados “por consenso” de los tres poderes del estado (¿una nueva repartija política?); y finalmente aventuran grotescamente que los nuevos magistrados que salgan de esta reforma “se habrán rendido (o estarán alineados) a la agenda colonizadora de la ideología de género” y pretenderán implantarla en el país. ¿Usted que cree? Piense y elija.

FINANZAS DE PARTIDOS POLÍTICOS

Regular el financiamiento de las organizaciones políticas para evitar el lavado de dinero o el pago ulterior de favores a los mecenas desde el Estado, ha sido un constante reclamo de la sociedad civil, harta ya de que los funcionarios públicos elegidos y nombrados (Presidente, Congresistas, Ministros, Gobernadores Regionales, Alcaldes, Regidores, Consejeros, Jefes de organismos públicos, etc.) asuman sus cargos y en vez de velar por quienes los contrataron con sus votos y les pagan (es decir, nosotros), se sirvan de su posición e influencia para favorecer contratistas a cambio de una coima, hoy llamado “bono de éxito”.

¿Debe en ese sentido aprobarse esta reforma constitucional, ya que actualmente es complicado fiscalizar los ingresos de los partidos políticos, y en ellos se cree (al menos hasta antes del destape de los “cócteles” y “rifas” del fujimorismo) que pueden recibir plata de donde sea, incluido el narcotráfico o empresas expertas en sobornos?. Para expertos en el tema como Fernando Tuesta Soldevilla y Percy Medina es la mejor de las 4 normas en consulta, pues se obliga a la bancarización de los aportes, y se prohíbe la contratación de espacios publicitarios en radio y TV para las campañas, ciñéndose el marketing audiovisual a la publicidad exterior fija y a las franjas electorales.

Usted decide. Los impulsores del SI consideran que habrá más transparencia gracias a la rendición de cuentas y a la sanción penal para quienes trasgredan o quieran sacarle la vuelta a la norma, (algo no existente en estos momentos), y para los que reclaman por el NO (incluidos muchos líderes políticos, ojo) señalan que se financiará indirectamente las campañas políticas con nuestros impuestos y los partidos no podrán, según ellos, oponerse a proyectos impulsados por el gobierno, y mencionan nuevamente la ideología de género “que atenta contra la vida y la familia”. Hay que recordar, en todo caso, que actualmente, los partidos políticos que alcanzan representación tienen un beneficio económico, que no sale de nuestros bolsillos, sino de los recursos que ellos mismos destinan al proceso de inscripción de listas.

REELECCIÓN INMEDIATA DE CONGRESISTAS

La consulta más sensible, sin duda. Pone por primera vez frente a frente a representantes y representados. Los coloca en el mismo nivel, situación que es nada halagüeña para quienes se sienten ungidos por un halo divino y no el resultado de una decisión del electorado, al que ven como clientes a la hora de pedirles su voto, y como vasallos oligofrénicos una vez asumen sus puestos.

El desprestigio del Congreso desde que fue reemplazado por un CCD a medida de Fujimori y por subsiguientes conformaciones apro fujimoristas y chakano humalistas, es tal, que la ciudadanía, impedida por ley de revocarlos o recomponer el Parlamento por tercios a mitad de mandato, considera que todos los actuales legisladores deben irse a sus casas y exige no volver a tenerlos en las cédulas de votación.

Si se han ganado el desprecio ciudadano es por sus acciones, y no por odio, como algunos pretenden aún argumentar. Con todo, ha existido siempre en medio de tanto inepto y corrupto, algunas pocas luces de esperanza, y la medida para algunas personas es drástica en extremo, y nos privaría de tener un Congreso con algunos parlamentarios experimentados, decentes por supuesto, que podrían ser reelectos por una sola vez, y no un Poder del Estado tan sensible repleto de aves de paso, que podrían estar más proclives a implementar normas que los beneficien (o a sus amigos, socios o financistas), a sabiendas de que es su única oportunidad.

Al ser tan controvertida esta norma, ha generado el debate más intenso, pues tiene todos los ingredientes para ser un boomerang para los propios políticos profesionales, y una suerte de placebo riesgoso para la ciudadanía. Debió implementarse, mucho mejor, la revocatoria de congresistas, elegidos y reelectos por una sola vez, o la renovación por tercios, mejorando también la ley de la curul vacía, evitando accesitarios a los congresistas que delinquen. En todo caso, y como veremos también en la última pregunta, pretender conducir a la población es contraproducente. Hay un sutil recorte a la libertad de elegir y de participación política. El ciudadano debería tener la libertad de ver a un congresista nuevamente candidato en la cédula de sufragio, y conscientemente, y no por imposición, manifestarle su desconfianza y rechazo optando por otra alternativa. La decisión es vuestra.

BICAMERALIDAD

El tema se discutió en los corrillos internos del poder durante los gobiernos de Alejandro Toledo, el segundo de Alan García y el de Ollanta Humala. Volver al espíritu de la Constitución del 78-79 en el sentido que hubiera una Cámara de Diputados y una más reflexiva, de Senadores, fue visto siempre como algo favorable y positivo, siempre que no irrogue más gastos presupuestales de los que actualmente dispone el Congreso unicameral.

Sin embargo, pese al acuerdo entre el Gobierno y el Congreso para su aprobación, finalmente el Presidente Vizcarra ha decidido impulsar el NO, amparándose en la torpe e infantil metida de pata de los legisladores fujiapristas tratando de imponer su reelección, al afirmar que un Diputado o un Senador en el 2021 no es lo mismo que un Congresista de nuestros días. Al igual que en el acápite anterior, creemos que los gobernantes de Palacio como de la Plaza Bolívar deberían darle más crédito a la inteligencia de los votantes, y en vez de tratar de inducirlos, probar a ganarse su favor  dejándolos en libertad de apoyar a quien consideren bueno, y mostrando su desagrado por quienes ya tuvieron su oportunidad y la desperdiciaron. El soberano es el elector, y puede presentarse un sicario o un esperpento quemado por las drogas, si la ley lo permitiera, y el pueblo debe tener la opción de manifestarle su aprobación o su descontento.

CONCLUSIÓN

No hay peor enemigo de un referéndum o cualquier otra herramienta de participación ciudadana en la decisiones de gobierno, que la borreguitis. El estereotipo de los políticos sabihondos y los votantes lacayos e ignorantes, debe ser desterrado. Cada quien debe votar a conciencia, informándose respecto de cual es la mejor decisión para el futuro del país, evitando que se produzcan nuevas crisis ignominiosas como las que vivimos en la actualidad.

La mentira descarada de los impulsores de los 4 NO en el sentido que este referéndum busca el regreso del terrorismo, la aprobación de la ideología de género, que se rebaje los sueldos y otras cuestiones, es una burda manipulación. En un principio se opusieron a las reformas planteadas por el gobierno, y luego pretendieron desnaturalizarlas, tras haber sido forzados a aprobarlas bajo la amenaza velada de disolución del Congreso. En el mismo sentido, los que se manifiestan a favor de los 3 SI a las primeras preguntas y el NO a la cuarta, insultan la inteligencia de los votantes, pues sólo así se explica que pueda creerse que si un actual congresista postula al Senado ya tiene su curul asegurada.

Se requieren cambios profundos y este referéndum es el primer paso para arribar a ellos, como a un Pacto Social ad portas del Bicentenario de nuestra Independencia. Para liberarnos del yugo de la corrupción y de los acomodos políticos a espaldas de la ciudadanía hacen falta más que leyes. Es preciso informar adecuadamente a la población para que exija que éstas sean cumplidas. El soberano tiene la palabra este domingo.

 

 

 

 

De Guatemala a guatepeor? Viaje a la mismísima

guatepeor puntos
El gobierno de PPK se cayó por dos cosas: porque el señor Kuczynski no tenía la menor intención de conducir al país a un buen destino sino solo entrar a Palacio para ver cómo tapaba los arreglos comerciales que había desarrollado como consultor privado a la vez que como funcionario de Estado durante el régimen de Toledo, del que fue pieza clave… y porque la picona oposición fujimorista, que perdió, se concentró en obstaculizarlo desde todos los frentes para sacarlo lo antes posible y ser ellos quienes tuvieran acceso precisamente a todas eses redes, para beneficiarse ellos.
Si a esto le sumamos los problemas de destrucción causados por la naturaleza el año pasado, de los que aún no nos recuperamos, y la estúpida creencia de que indultando al líder de la más abyecta y corrupta mafia que gobernó en los 90 tendría un país en marcha, tenemos claro que su régimen nació moribundo, con las horas contadas.
PPK no se había sentado aún en Palacio y ya se hablaba de sus sucesores en el 2021, lo que evidencia que fue percibido y él mismo se sintió, como una bisagra, como un gobernante esporádico, de transición.
Así, mientras él nombraba ministros que eran censurados o interpelados, los medios hablaban de Keiko, de Kenyi, de Verónika, de Guzmán, de Barnechea, y de su propio vicepresidente Martín Vizcarra, hoy convertido en Jefe de Estado a la fuerza.
La “luna de miel” de éste terminará pasada la Semana Santa, que en el ámbito político de nuestro país jamás ha tenido un componente de perdón, reconciliación, acuerdo solidario ni ninguna de esas yerbas. Aquí, hasta dos hermanos se acuchillan con tal de cerrarle el paso a su propia sangre al manejo del poder.
Y hay quienes ya comenzaron a soltar, como a mediados del 2016, los nombres del probable sucesor del ingeniero moqueguano que en estos momentos está sentado en el resbaladizo trono de la Plaza de Armas. Otra vez se menciona a Julio Guzmán y a Verónika Mendoza, solo porque son jóvenes, y sin reparar en que ninguno tiene un partido inscrito en el JNE con las firmas y estructura logística para ambicionar la primera magistratura del Estado, y menos equipos capaces.
Preocupa que de esta ensalada de nombres y apellidos, haya quienes en verdad piensen en Antauro Humala, próximo a salir libre, como una alternativa. Un sujeto a todas luces enajenado, irrespetuoso de todos los cánones democráticos, obnubilado por sustancias nada recomendables para gente seria y por una fantasmagórica ideología inventada por su padre para señalar que los cobrizos son buenos y el resto de los peruanos merecen el paredón.
En ese plan, teniendo como alternativas a los hermanos corruptos (las dos caras de la misma moneda), al quemado de Antauro, y a los otros personajillos, uno piensa cuanta razón tenía el dicho antiguo ese de mi madre que indicaba que a veces los peruanos somos expertos en pasar “de Guatemala a Guatepeor”. O aprendemos a evaular bien antes de elegir y nos ponemos firmes contra la corrupción, y en esta tarea esperamos señales efectivas del Presidente Vizcarra, o ahora sí mandamos al país a la mismísima….

Partidos fraccionados van camino a la extinción

partidos partidos
En todos los partidos políticos hay naturales discrepancias, posiciones encontradas sobre algunos temas, que con diálogo, negociación, tolerancia y espíritu democrático se solucionan.  El fraccionamiento en público sólo hará  que se extingan, mientras que la unidad tras un auto análisis interno, los fortalecerá.
El verticalismo hace tanto daño a los movimientos políticos como los dogmas a ultranza, poco flexibles ante el paso de los tiempos, o ante las coyunturas importantes, pues denotan caudillismo, autoritarismo de la peor especie.
Es bueno contraponer posturas diversas al interior, analizarlas, debatirlas, consensuar criterios, y adoptar una praxis unitaria una vez resueltas las diferencias… es el más saludable modo de entender y practicar la política, que en buena cuenta no es sino la búsqueda de la participación armónica de mayorías y minorías para una mejor administración de los recursos con los que cuenta un territorio.
Pero hay liderazgos de los buenos y de los malos. Mientras vivieron Haya de la Torre y Belaúnde, hubo pocas, poquísimas, disidencias entre sus militantes. Los “jefes” del APRA y de Acción Popular mostraron siempre, con algunos bemoles, un talante abierto para escuchar posturas disímiles, y alentar el refresco de ideas y de personas capaces para conducir los destinos de sus agrupaciones para cuando ellos no estuvieran. Similar actitud tuvieron Luis Bedoya mientras dirigía el PPC, Alfonso Barrantes en su intento de unificar la izquierda, y Alberto Fujimori, antes de concentrar en forma omnímoda el poder, en asociación con Vladimiro Montesinos.
Más adelante, el país observó otros liderazgos, algunos saludables y correctos, como los de Alberto Andrade en Somos Perú, y otros llamados al fracaso tras un tiempo idílico, como los de Ricardo Belmont, Alejandro Toledo, Ollanta Humala, Luis Castañeda, César Acuña, Susana Villarán o Alex Kouri.
De los que fueron protagonistas en el último proceso electoral, sólo hay destacable el de Aureo Zegarra Pinedo, en Todos por el Perú, el partido que llevó como candidato presidencial a Julio Guzmán, y que tras la salida de éste para intentar una aventura solitaria, se ha reconstruido, y según cifras oficiales, es el que más ha crecido en afiliaciones y apertura de bases en todo el país, durante el último año.  Bajo su dirigencia se ve un grupo unido, limpio, que se capacita,  que aspira a convertirse en alternativa en los próximos comicios.
Sobre Peruanos por el Kambio, del Presidente Kuczynski, lo que se observa es una amalgama de criterios pegados con endebles lineamientos, que los harán desaparecer en el 2021.
En los demás, da  pena ver cómo se sacan los ojos, no hay democracia interna, y se evidencia que quienes antes fueron uña y carne, terminan ahora ventilando lamentablemente las miserias de unos y otros en público.
Los casos más saltantes son los de los hermanos Keiko y Kenyi Fujimori en Fuerza Popular, a punto de fraccionarse, y los de la izquierda, dividida ahora en Frente Amplio y Nuevo Perú, con bancadas antagonistas, y con acusaciones gruesas entre Marco Arana y Verónika Mendoza.
En el PPC para nadie es un secreto la pugna durísima, y pública, entre Lourdes Flores Nano y Raúl Castro Stagnaro desde hace años, y que avizora seguirse reeditando en sus próximas elecciones internas, entre Javier Bedoya de Vivanco y Alberto Beingolea.
Y en el APRA, los dos alfiles que Alan García llevó a posiciones expectantes, Jorge Del Castillo y Mauricio Mulder, han dejado de lado la diplomacia y las sonrisas forzadas, y ahora están en un duelo  abierto, donde la palabra fraternidad, antes muy manoseada en Alfonso Ugarte, es ya una pieza de museo.
En los partidos políticos es natural la aspiración de sus líderes y militantes para tener una oportunidad  de conducir los destinos de sus colores, y demostrar que existe eficacia y probidad. Que su función es representar a la población, con decencia y docencia.
Pero cuando las ambiciones personales sobrepasan el respeto por la unidad y por las ideas que una vez pusieron a dos o más personas en la misma vereda y no en otra, tenemos ejemplos tristes como los de estas últimas cuatro agrupaciones, que no se han modernizado ni lo harán, y quedarán como malos referentes, vestigios del siglo pasado que en éste están condenados a evaporarse.

Fujiaprocastañedismo y el viejo truco de manipular las encuestas

En noviembre del año pasado, 2016, IPSOS APOYO dio a conocer cifras más o menos reales acerca del estado de la aprobación ciudadana en la capital del Alcalde Luis Castañeda Lossio. Según la data registrada, la encuestadora señaló que ésta había caído en un 13%, respecto a una medición anterior. Otras empresas de sondeos indicaron que la decepción en el gobierno municipal del líder de Solidaridad Nacional mostraba más bien un descenso de entre el 16 y el 18%.

castañeda utero

En este blog nos hemos referido muchas veces a la manipulación que se hace de estas herramientas para conocer la opinión del electorado, y en vista de un nuevo y descarado anuncio de esta empresa, publicado en El Comercio hace unos días, en el que se dice que Castañeda ha subido en noviembre de este año un 3% de su aprobación, volvemos a desmitificar la supuesta santa palabra de IPSOS APOYO, para que la ciudadanía se de cuenta de cómo quieren mal informarla e influirla.

Sostenemos radicalmente que la especie que esta encuestadora y sus clientes para la campaña municipal (el fujimorismo y el APRA) quieren hacer tragar a la gente es nada más y nada menos que una nueva estrategia de esta alianza política para levantar la liliputiense imagen del burgomaestre limeño (ya que no tienen otro aspirante regularmente potable), y así venderlo como un adecuado postulante a la reelección, una vez que los legisladores de ese contubernio se desdigan por conveniencia de lo que aprobaran antes, y permitan una nueva oportunidad de gobernar las ciudades a los actuales desprestigiados Alcaldes y Gobernadores Regionales.

castañeda y fujimorismo

Si el año pasado Castañeda ya era repudiado por una gran mayoría de limeños debido a la información de que el by pass de 28 de Julio no sólo había sido ejecutado sin sustento técnico adecuado, sino que presentaba rajaduras y una serie de fallas estructurales, amén de otra serie de perlas referidas al manejo de los parques zonales y los peajes, en este 2017, su credibilidad y aprobación se desplomó como el Puente Bella Unión, al descubrirse que sus obras no resistían los huaicos y crecidas de los ríos, y al destaparse sus conexiones con la constructora brasileña OAS, la Odebrecht de los contratos municipales y regionales.

Si, además, pese a ser Alcalde de la capital, tuvo que retirar de la contienda presidencial a su candidato Nano Guerra García porque de mantenerlo no hubiera pasado la valla electoral y perdía así su inscripción como partido político, ¿De dónde se puede pensar que ahora, cuando el fujimorismo y el aprismo que siempre lo blindan y busca reelegir a sus aliados,  este funcionario es capaz de resucitar esperanzas de una buena gestión en la población? . Quizás haya muchos ingenuos aún, pero caídos del níspero ya no somos… hemos aprendido a la fuerza en los últimos años, gracias al propio Castañeda, a Alan García, a Alejandro Toledo, al fujimorismo, a Ollanta Humala, a Alex Kouri y su corte, a la izquierda de Villarán, Glave y Verónika Mendoza.

IPSOS APOYO nunca ha sido una encuestadora afín a Alan García (para él, IDICE es su favorita), sin embargo ha “levantado” en ocasiones recientes al fujimorismo o a otros líderes políticos (como Castañeda), aliados al caudillo aprista, maquillando los números (muchas fuentes se han referido a esto, entre ellas el desaparecido periodista Raul Wiener, y el blog El Utero de Marita) para influir en la población y hacerle creer en determinados momentos que aspirantes como Alejandro Toledo, PPK, Ollanta Humala, Susana Villarán, Julio Guzmán, o Verónika Mendoza estaban por debajo de las cifras reales de intención de voto. Y en algunos casos, se han equivocado estrepitosamente, o les ha dado lo mismo errar, pues lo que importaba era quedar bien con los financistas de la medición durante la campaña.

caida de castañeda

Para el autor de este blog no existe ninguna duda que la supuesta subida en la aprobación de Castañeda obedece a una táctica fujiaprista para “convencer” a la población que el alcalde de Lima aún cuenta con un amplio respaldo ciudadano, con el objeto que, de aprobarse la norma que permita su reelección, colocarlo en una posición expectante, por encima de Enrique Cornejo, Jorge Muñoz, Renzo Reggiardo, Humberto Lay, Esther Capuñay, Julio Gagó, Juan Carlos Zurek y Alberto Bajak, a los que la ciudadanía ya viene reconociendo como los aspirantes con más posibilidades. Ya Solidaridad Nacional ha afirmado que presentará candidatos.

Si ven que Castañeda no levanta por sí mismo, sus opciones son Patricia Juarez o Philip Butters. En este blog creemos que esa “subida” de 3% es falsa, y que la aprobación de Castañeda dista mucho de ser un 39 a 42% en la capital, sino que debe estar bordeando realmente el 24 al 28%. El tema del repechaje para el mundial incluyendo la suspensión de Paolo Guerrero, los escándalos de Odebretch que involucran tanto a Keiko Fujimori, Alan  García, Alejandro Toledo, Ollanta Humala, como al propio PPK, y la arremetida fujimorista contra el Fiscal de la nación y el tribunal Constitucional, han sacado a Castañeda del centro de atención, y él es un experto en hacerse el muertito, seguir haciendo de las suyas sin decir una palabra, camuflarse con el medio ambiente para, como se dice en el argot criollo, “pasar piola”.

El Congreso, con mayoría fujimorista, viene aprobando por retazos normas electorales que están afectando todo el cronograma en los partidos, con miras a sus elecciones internas, para así tener argumentos con los que enredar los procesos y poder tachar candidaturas. La ciudadanía debe estar alerta.

El rumor de que no participarían los movimientos locales y distritales, para luego señalar que sí quienes ya compraron sus kits y reúnan las firmas, el hecho que no sea necesario declarar el financiamiento de las campañas hasta después de los comicios, y los vaivenes que viene sufriendo el dispositivo legal que permita la reelección de las autoridades, incluso con el plus de que no tienen que vivir ya en las circunscripciones a las que postulan, configuran los arietes de un plan diseñado a obtener victorias en regiones y municipios, con candidatos propios o con aliados coyunturales invitados (como es también la composición de casi toda la bancada parlamentaria naranja).

bypass

puente desplomado

Sabemos que lo de las encuestas es un negocio, como  la publicidad, las canastas navideñas, el corretaje inmobiliario o cualquier otro. El mejor postor que las contrata sale beneficiado. Pero al ser herramientas que influyen en la reacción del votante, que sufraga en nuestro país en forma emotiva  antes que analíticamente, y siendo que el resultado de esa elección, efectuada bajo el panorama que nos pintan los sondeos, es determinante para la calidad de vida de los ciudadanos, es que creemos que se deben regular más aún, y supervisar exhaustivamente sus mecanismos, prohibiéndose ser contratadas por los partidos políticos en competencia, ni directa ni indirectamente, sancionándose a aquellos a quienes se detectara haciéndolo, como a la propia empresa.

Y el elector debe poner de su parte, informarse. No ir a votar solo porque en un titular de periódico alguien le contó que tal o cual candidato “va primero” y que elegir a otro es “perder el voto”. Hay en estos tiempos información real y actualizada de quienes desean gobernarnos , en las redes. Googlear a los candidatos para saber de que pie cojean es juego de niños. Faltan 11 meses para las elecciones. Es el momento de comparar currículums, de evaluar propuestas, de conocer en detalle quien es y que sabe hacer tu postulante a Alcalde, Gobernador Regional y/o regidor provincial o distrital. El 90% de las actuales autoridades están procesadas o tienen serios cuestionamientos en la Contraloría, en Fiscalías y Juzgados. Reelegirlas no es saludable, sería avalar la corrupción y la ineficiencia.