LA CAMPAÑA DEL 2016: LAS CARTAS SOBRE LA MESA

los candidatos

Sube la efervescencia por la campaña electoral para el próximo año, cuando ya hay lanzados alrededor de siete candidatos presidenciales. Por su parte, las encuestas insisten en querer manipular a los votantes vendiéndoles sus profecías sobre quiénes serán los preferidos en las urnas, el gobierno de Humala desbarra hasta estar a punto de quedar en un dígito de aprobación, y en los mercados todo el mundo hace lo que quiere, y suben también los precios de los productos semana a semana mientras el Primer Ministro se enterca en no subir el sueldo mínimo.

Ese es el desalentador panorama a menos de un año del cambio de mandato. No se dice abiertamente, pero el país vive una tremenda crisis económica que busca ser maquillada por cifras macro que nos dicen que hay reservas, que pese a la caída de los precios de nuestros productos y exportaciones, tenemos un alto crecimiento en comparación con otras naciones. Lo cierto es que no se invierte en la reingeniería de las empresas, el mercado inmobiliario está paralizado pese a las miles de construcciones en marcha creyendo que aún hay un boom, y por poner un ejemplo, la cebolla cuesta ahora 4 soles con 50 centavos el kilo, cuando la semana pasada estaba un sol menos, y 15 días atrás tenía un precio de 2 soles con 80 centavos.

Hay alrededor de 20 partidos aptos para presentarse a las elecciones del próximo año, y aunque el registro está abierto hasta enero, es muy difícil que haya alguno más, por la cantidad de firmas hábiles necesarias y una serie de otros requisitos. Por lo que presumimos que, tras algunas alianzas, y el hecho que quizás uno o dos no postulen, tendremos entre  14 y 15 candidatos a la Presidencia.

Pero de ellos, sólo han expresado claramente ya su decisión de candidatear Humberto Lay, Rómulo Mucho, Mauricio Diez Canseco, Antero Florez-Araoz,  Marco Arana, Pedro Pablo Kuczynsky, y Julio Guzmán. Hay en las redes sociales cerca de una docena de otros posibles candidatos, pero seguramente buscarán aliarse con los que finalmente lo sean, como seguramente también lo harán AP, el PPC , Solidaridad Nacional y Alianza por el Progreso, de César Acuña. El conglomerado de izquierda que propugnan Yehude Simon, Salomón Lerner, Susana Villarán y Marisa Glave, aún no definen postulante. Existen rumores que los congresistas Verónika Mendoza y Sergio Tejada evalúan participar. Fernando Olivera lanzó un globo de ensayo también en ese sentido, lo mismo que los ex Primeros Ministros César Villanueva y Oscar Valdez.

Ni el APRA, ni el fujimorismo, ni Perú Posible, ni el propio nacionalismo se han lanzado oficialmente, pero ya las encuestadoras les ponen puntos a Alan García, Daniel Urresti, Keiko Fujimori y Alejandro Toledo.  Son, asimismo, los más resistidos por sectores importantes de la población. Tanto así que ya se rumorea que el líder aprista evalúa el no presentarse, y que dentro del partido de gobierno, un grupo liderado por Ana Jara considera que la candidatura de Daniel Urresti los perjudicará más que beneficiarlos.  Los menos resistidos por la población, de los lanzados son, en ese orden Julio Guzmán con su discurso técnico y novedoso, Antero Florez-Araoz  con su experiencia, y PPK, que ha sumado la adhesión de los ex chakanos Carlos Bruce y Juan Sheput.

¿Cómo se sabe eso? Porque en la calle, en los vehículos de transporte, en los foros de las redes sociales, la gente se expresa libremente, sin preguntas capciosas que buscan conducir las respuestas, y con absoluta franqueza.  Para el grueso sector de no encuestados, la corrupción fujimorista, aprista y toledista no debe volver jamás al gobierno, así como la ineficacia para la lucha contra la inseguridad y la improvisación de la que ha hecho gala este régimen. En ese sentido, ven con buenos ojos a alguien no contaminado con los vicios tradicionales (PPK y Florez-Araoz pueden exhibir experiencia gubernamental a la vez que honestidad, y Guzmán es una incógnita con muchos puntos a favor, pero sin pronunciarse aún sobre temas espinosos, respondiendo como estadista tanto al gobierno como a sus contendores).

Se viene sin duda, una campaña interesante, así  como muy peleada (no creemos que Keiko Fujimori, con todas las denuncias que son su pasivo, tenga ese 33% o más seguro). El gobierno, con todo derecho sí de tener un candidato que les asegure una bancada parlamentaria que lo defienda en el futuro, debe dedicarse no a enrarecer las elecciones, sino a brindar las herramientas para que la transferencia se produzca sin contratiempos, y a gobernar con eficacia, pues los sobresaltos económicos también son pretexto, como lo es el no tener el manejo del Congreso, para posibles aventuras antidemocráticas que nos harían retroceder décadas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s