La peor crisis desde abril del 92: Estamos más perdidos que el avión malasio

La democracia está a punto de ser asesinada por incompetencia e improvisación. A pocos días de cumplirse 22 años de la disolución del Congreso por el ex Presidente Fujimori, estamos viviendo una crisis de similar envergadura, no vista en el país desde esa fecha (salvo si tomamos en cuenta la rápida caída del gabinete Del Castillo por los petroaudios en el gobierno aprista).

Image

Desde ese pleno del Congreso anoche el país vive en un limbo, como el avión malasio ese del que todo el mundo habla hace una semana, y no se sabe si estalló en el aire, fue secuestrado, cayó al mar, o está en alguna dimensión siendo estudiado por inteligencias superiores a nosotros, principalmente, y obviamente mucho más pensantes que quienes tienen la responsabilidad de conducir este país desde el Ejecutivo y el Parlamento.

El Jefe de Estado, lamentablemente terco o imposibilitado para resolver una situación doméstica de clara intromisión en sus funciones, prefiere llamar la atención a los congresistas, señalar que los ministros han puesto sus cargos a disposición, y exigir que el parlamento le confirme que no se ha recibido la confianza para su gabinete, en una velada amenaza para recordar que si le tumban otro, puede disolver al Primer Poder del Estado, y ahí si que Dios nos coja confesados.

Una experiencia similar vivimos en 1992, estando meses como zombies, aceptando luego una Constituyente, y una Carta Magna impuesta para perpetuarse en el poder y sancionar como legales muchas tropelías cometidas en el nombre de la pacificación del país y el establecimiento de medidas económicas para salir de la crisis que dejara el primer alanismo.

Image

Claro que hay defensores de esa dictadura fujimorista, y señalan que ahora estamos ad portas de una similar, solo que menos “eficiente” porque tiene un tinte chavista, que busca perpetuar al Jefe de Estado, o a su esposa en el poder, siguiendo el mismo camino que el ex presidente preso, y que Hugo Chávez en Venezuela. La vaca no se acuerda cuando fue ternera.

El país no puede estar así. La institucionalidad del país no puede ser demolida como el mercado La Parada. Creemos que el Perú debe tener un gabinete nombrado con independencia absoluta por el Jefe de Estado y sin intromisiones ni siquiera de la Presidenta de su partido, que los congresistas actúen dignamente y sin cálculo político, tanto los de un bando como los de otro, para evitar se repita esta crisis, dándole la confianza al nuevo Consejo de Ministros que se designe, y que no reaparezcan las inestables palabras “autogolpe” y “disolver”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s