Estado debe evitar el enfriamiento económico

Termina el año 2013 y es evidente que la economía peruana ha sufrido un proceso de desaceleración, que si bien no es crítico, puede considerarse una campanada de alerta respecto del manejo que se está dando desde el gobierno a los temas macroeconómicos.

La economía y la ecología

El régimen del presidente Humala encontró el país, hace dos años y medio, con un elevado crecimiento del PBI, una recaudación fiscal en franca alza, y un sostenido programa de inversiones extranjeras, que permitieron la implementación de una serie de programas sociales prometidos durante su campaña.

El empresariado nacional tampoco le ha dado la espalda durante su mandato. Ha acogido su “Hoja de Ruta” con confianza y hasta cierto punto lo ha apoyado aún más que a sus predecesores inmediatos, Alejandro Toledo y Alan García.

Pese a todo, la credibilidad y popularidad en las encuestas, referidas a la figura del jefe de Estado, ha ido en preocupante caída libre duran¬te los últimos meses. La inseguridad ciudadana, la pésima calidad de los servicios de educación y salud, y la timorata lucha contra la corrupción, han sido los principales detonantes para que esto ocurra, a mitad del gobierno.

Existe, obviamente, una crisis internacional, que ha golpeado más fuerte a unos países, mientras otros como el nuestro resisten gracias a un adecuado manejo de las cifras durante el último decenio. En ese sentido, el lanzamiento de medidas para acelerar los trámites burocráticos y así agilizar las inversiones, es saludable, pero hay reformas estructurales que no caminan, y que impiden que podamos sostener un crecimiento superior al 6%, eliminando de ese modo la pobreza extrema.

¿Qué hacer? Para especialistas en la materia como Luis Felipe Zegarra, el Estado debe evitar la distorsión de los incentivos para ahorrar y para consumir, privilegiando la primera actividad, pues con una mayor disposición para el ahorro por sobre el gasto, hay mayores perspectivas de crecimiento.

Hay que mirar, por otra parte, el entorno externo. Hay una desaceleración económica creciente en China, un bajo crecimiento en Norteamérica, y una ya endémica crisis en Europa. Sin embargo, para investigadores como Adolfo Chiri, la economía mundial da señales de recuperación, según estimaciones del FMI, por lo tanto no debemos permitir que nuestra economía se “enfrié”.

El experto Jorge Torres Zorrilla, al hacer su balance económico del 2013, señala que el Estado debe solucionar el tema de la afectación en los ahorros de los más de 5 millones de afiliados en el Sistema Privado de Pensiones, así como destrabar la inversión, y así lograr un crecimiento del PBI que compense la caída de las exportaciones. Para lograr el despegue se requiere de una conjunción de voluntad política, liderazgo y estrategia seria frente a los diagnósticos. El gobierno tiene la palabra en el 2014.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s