Y de vuelta la mula al trigo…

112845

No parecen haber aprendido la lección que el pueblo les dio en las urnas en la última elección presidencial, que perdieron por sus propios soberbios errores. Más bien se sienten fortalecidos porque quedaron segundos, sin recordar que esto ocurrió principalmente porque los errores del toledismo y de Castañeda fueron más flagrantes, porque era difícil que PPK despegara más con su “sancochado”, y porque Jorge del Castillo se tumbó una buena candidata en las filas del APRA.

Pero el fujimorismo es así. Terco, autosuficiente y soberbio hasta casi rayar en el desprecio a todo lo que se le oponga o simplemente piense diferente. Memoriosos  para recordar que lograron estabilizar la economía nacional y asestar duros golpes al terrorismo, pero amnésicos cuando se trata de la corrupción institucionalizada que pergeñaron para mantenerse en el poder amoralmente, y para huir de él cuando las papas quemaban.

Se mantuvieron con un perfil relativamente bajo en la campaña de revocatoria de la alcaldesa Susana Villarán, con el proposito de ver para donde soplaba el viento, y una vez que este proceso terminó, volvieron a arremeter mediáticamente con el tema del indulto presidencial para su líder, condenado y recluido en la DINOES, con la cantaleta de que tiene cáncer y está deprimido, cuando la verdad de la milanesa es que deberá afrentar un nuevo juicio penal por comprar la línea periodística de varios medios de comunicación para demoler a sus adversarios políticos de entonces y alcanzar su nueva reelección.

Y además, porque volver a hablar de humanidad es un lugar común en Semana Santa,  donde perdones y bacalaos se llevan tan bien como para formar una  eficiente cortina de humo para el hecho que se haya encontrado droga en una de las empresas en las que Kenyi Fujimori es accionista, y su socio (Miguel Ramirez) fue candidato al Congreso. Tan eficiente que hasta un recalcitrante humalista y descendiente de palestinos, que varias veces se ha mostrado ofensivo con la comunidad israelí, Daniel Abugattás, ha salido ahora con espíritu cristiano a defender la gracia para el ex mandatario preso.

No es la primera vez tampoco que el narcotráfico mancha a la familia Fujimori. Todos recordamos que durante el régimen de Nueva Mayoría-Cambio 90 se halló cocaína nada menos que en el avión presidencial, se destaparon los vínculos de Montesinos con el narco Vaticano entre otros barones de la droga, y en la última campaña electoral, no sólo varios miembros de la lista parlamentaria original que acompañaba a Keiko, fueron cuestionados al hacerse públicas sus nexos con carteles de droga: (Rofilio Neyra, Pepe Vasquez, Karina Beteta, Juan Almonacid); sino que hasta en los wikileaks se habló del tema, amén que la candidata naranja se negó a suscribir el  “Compromiso Ético contra la Infiltración del Narcotráfico”, promovido por Comisión Nacional de Lucha contra las Drogas.

Irónicamente, un diario limeño ha usado las declaraciones de un connotado galeno internacional, para felicitar a los médicos del ex presidente Fujimori por “haberlo curado del cáncer”. La opinión de la junta médica que evaluó recientemente al ex mandatario confirma que no hay metástasis terminal, así que pensar en un desenlace inmediato como el de Hugo Chávez en Venezuela es exagerado.

Algunos medios opositores al fujimorismo han señalado divertidamente que es el único caso del que se tiene noticia que unos hijos quieren que su padre tenga cáncer, refiriéndose a Keiko y Kenyi Fujimori, que insisten que la junta médica emitió un informe erróneo como parte de la tan cacareada persecución política contra su progenitor. Nosotros mismos ya nos habíamos pronunciado al respecto hace unos meses con un editorial que tenia como título: “En boca del mentiroso, el cáncer se hace dudoso”.

Entonces, al mejor estilo de los psicosociales que creara Vladimiro Montesinos durante el régimen fujimorista, han salido voces a señalar que Fujimori está tan deprimido que hasta podría suicidarse. El escritor Nicolas Yerovi vio en esta afirmación material para burlarse e indicar que si “Fujimori renunció por fax, bien podría suicidarse por twitter”.

Lo cierto es que hay un afán por sensibilizar a la opinión pública y al Gobierno para que tome una decisión que, como ya comentara en artículos anteriores, sólo sería un harakiri, precisamente lo único que, en mi humilde opinión, no haría nunca Fujimori, pues ha demostrado no haber heredado de sus ancestros nipones todas las características en lo que a honor se refiere.

Para el periodista Ramón Requena,  “el reo Fujimori, podrá sufrir todas las depresiones posibles, porque el que roba y traiciona al pueblo que confió en él y ordena ejecuciones, se las merece todas juntas, pero de ahí al suicidio, jamás tendrá el valor porque ni resulta japonés y menos peruano … es un híbrido mal habido, pésimamente concebido, odiosamente acurrucado y lanzado a caminar con todos los complejos,  y en ese periplo desgraciado nunca supo y tampoco le preocupó aprender el significado de VALOR o VALORES, por eso corrió a esconderse dentro de los muros del ‘pentagonito’ apenas sintió el rumor de Golpe, y a partir de ahí vivió oliendo el culo de los militares hasta que, abandonado y descubierto, huyó para burlar la ley y protegerse tras un kimono en el oriente lejano .. ¿suicidio? .. corren las apuestas …”

Fuertes expresiones, pero debo decir que coincido prácticamente con todo lo señalado en ellas. Basta ya de cortinas de humo sobre un improbable indulto a Fujimori, como aquellas que a menos de dos años de iniciarse este gobierno, hablan ya de una probable candidatura presidencial de la Primera Dama Nadine Heredia. El país tiene cosas más urgentes que solucionar. Hay que acabar con el narcotráfico y la delincuencia, la corrupción y la informalidad. El Perú debe saber manejarse mejor que estar pensando en estas cuestiones que en momentos como los actuales no generan ningún beneficio.

Anuncios

2 comentarios en “Y de vuelta la mula al trigo…

  1. Una crónica excelente sobre un tema de actualidad. Denota una opinión de manera mesurada y puntual, retrotrayendo, además, a la memoria, una serie de “indicios”, en los que el autor pone el pie, para llegar a la cima del motivo de la nota. Pero la opinión de Requena ni siquiera se debió de anotar por que muestran un odio tal, que uno mira de manera automática a los costados de la pantalla para ver, donde caen las gotitas de veneno. Las opiniones de Requena, en mi modesto entender, desmerecen al propio Requena y a la nota de esta web. A mí, me daría verguenza hablar a voz en cuelo y de manera valiente (ahora que Fujimori está preso, por que su momento ¡todos se callaban la boca!) que Fujimori es un traidor, un ladrón. mientras permito que pasée por la calle Alan García, que felicitó en una aparecida en los diarios, a los militares que mataron casi 300 personas en una sola noche. Como saben que Alan patea sin pedir permiso, se quedan calladitos, además, siempre puede caer una chambita por ese lado. Igualmente, me daría verüenza, criticar a Fujimor y quedarme callado ante Morales Bermúdez. Pero así es la gente.
    PD: Si una nota, provoca comentarios… aunque sean malos como el mío, ¡LA NOTA ES BUENA!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s