Movadef: Su derrota debe ser política

En un esclarecedor análisis poco difundido por la prensa, el especialista en temas de subversión Raúl González, ha alertado recientemente sobre los peligros que se ciernen sobre la democracia y la tranquilidad en el país si existen grupos policiales, no reconocidos por su Comando, que tienen “iniciativas propias” para barrer al MOVADEF, apelando a estrategias represivas que se verían justificadas por una serie de informaciones que vienen siendo “sembradas” para causar desorientación.

Según González, y él es un entendido en la materia con alrededor de 30 años de eficiente manejo de las informaciones en este sentido, “algo raro pasa en Ayacucho” pues se ha comprobado que la difusión interesada de algunos hechos aparentemente aislados, pretenden vincular burdamente algunas protestas eminentemente regionales, con el CONARE, el MOVADEF y el Sendero PCP-VRAEM.

Algunas emisoras de radio y diarios locales en Ayacucho se han prestado al juego, considerando que le hacen así “un favor a la democracia”, pues ese es el argumento de quienes están detrás de estos psicosociales, que incluso han pretendido involucrar como parte del MOVADEF al colega ayacuchano Pedro Yaranga, uno de los más importantes analistas en temas sobre narcotráfico y el VRAEM. De esta manera se ha repartido volantes falsos, se ha insertado el logo de estas organizaciones que respaldan al senderismo en supuestas publicaciones de ellas, se han fraguado portadas de diarios.

En conclusión, enfatiza González en lo que aquí saludamos como una valiente denuncia, “desde hace dos meses alguien está sembrando información en Ayacucho, y obviamente lo hace porque se encuentra trabajando para crear un escenario, con “pruebas” tangibles, aunque sean falsas, que les permita barrer en breve a lo que suponen es la columna vertebral del MOVADEF.  Por qué y para qué, se sabe. Lo que no se sabe es quién se encuentra detrás de todos estos escritos, volantes e insinuaciones, quién da las órdenes y cuál es el plan. De acuerdo con la información recogida, no existe un grupo del gobierno ni de los servicios de inteligencia que se encuentre trabajando para abordar el tema MOVADEF. No obstante, todo parece indicar que sí existen “iniciativas” policiales, no conocidas por el Comando, que se preparan para arrasar al MOVADEF y a todo lo que huela a marxismo o izquierdismo”.

Nadie pretende, por supuesto, defender aquí al MOVADEF, movimiento político que nace porque así lo dispone el Comité Central de Sendero Luminoso en prisión, encabezado por Abimael Guzman. MOVADEF busca la excarcelación de sus líderes, y es obvio que dan dirección política a las luchas de los maestros agrupados en CONARE, aunque jamás lo admitan públicamente. Pero lo que muchos en el país no entienden, y lo subraya con mucha lucidez González es que MOVADEF no es un movimiento de pensamiento único donde se hace lo que dice el presidente Gonzalo, sino que pretenden aglutinar corporativamente a todas las fuerzas del país que de alguna manera se sienten ninguneadas, y trabaja políticamente para conseguirlo.

Por eso,  Al MOVADEF hay que derrotarlo política e ideológicamente porque como el “Pensamiento Gonzalo” parte de un diagnóstico equivocado, dice González en su análisis. “Hay que combatirlo como se hace en democracia con un adversario. La lucha es, como lo han recordado en estos días los policías de la DINCOTE que capturaron a Guzmán, política y nadie la asume en el Perú. La policía debe, sí, estar atenta y lista para actuar el día que decidan coger las armas “.

El analista fustiga a “los aprendices a estrategas de Ayacucho”, que creen que obtendrán su diplomatura en lucha contrasubversiva deteniendo a todos los que han señalado en los volantes que reparten como miembros del MOVADEF. Para González, y suscribo su argumento, se equivocan. Lo único que lograrán será enajenar al Perú, de nuevo, al pueblo de Ayacucho y a todo el Sur Andino como ocurrió entre 1980 y 1982 cuando los “sinchis” desataron una represión contra todo lo que sospechaban que era Sendero y consiguieron que se despertara la solidaridad de quienes sabían que muchos de los perseguidos eran inocentes.

“El país debe entender que así sea inexplicable, el CONARE reina en el magisterio ayacuchano y muchos jóvenes se sienten cercanos a ese MOVADEF porque, simple y llanamente, no están de acuerdo con el Sendero del VRAEM, el de los hermanos Quispe Palomino, que se encuentra en el mismo Ayacucho, a su costado y que pone bombas, vive del dinero de la coca y mata uniformados cada vez que puede”, dice González.

“MOVADEF se ha reciclado, no tira ni una piedra, pero el día que Sendero decida volver a las armas, creará otro grupo clandestino porque saben que el MOVADEF están infiltrados por todos los servicios de inteligencia de todas las fuerzas armadas y policiales. Y el día que decidan matar a alguien lo harán sin decir que son del MOVADEF y sin que ellos se enteren.  Si se reprime brutalmente al MOVADEF se habrá renunciado al reto que hoy tiene la sociedad, el Estado, el gobierno y toda la clase política: demostrarle a esa parte del país que los mira como una opción, y no como se hace en Lima, como un peligro, que la democracia es superior al llamado “Pensamiento Gonzalo”, añade el analista.

Pero hay algo más peligroso. Si el plan de piscosociales puesto en marcha en Ayacucho contra el MOVADEF tiene éxito, el Sendero del VRAEM será el gran ganador porque es un partido militarizado con una concepción de Frente Único diferente a la que tenía el Sendero histórico. Mientras para Guzmán en el Frente Único solo debían estar los que pensaban como ellos, en el PCP-VRAEM consideran que pueden participar todas las fuerzas políticas y clases sociales del país, incluso la burguesía nacional y, sin discriminación alguna, todas las izquierdas, obviamente también el MOVADEF. Y esto sería terrible para el país.

Por esta razón, precisa González, si en el país se decide golpear a la bruta al MOVADEF y se comienza por Ayacucho,  los hermanos Quispe Palomino tendrán la gran oportunidad de alcanzar lo que hoy no puede lograr ni el mismo Abimael Guzmán: la reunificación de Sendero en un Perú que ya no es el de los años 80. En ese sentido, quienes hacemos análisis político y periodismo tenemos la gran tarea de desenmascarar a quienes azuzan situaciones límite con objetivos oscuros y que a la larga, no le harán bien a la democracia.

Rechazo enfáticamente a MOVADEF, como González, pero considero como él que la derrota de esta organización debe ser política, y no apelarse a mecanismos como los que ha revelado en su análisis, que sólo contribuirían a crear nuevas condiciones para la espiral de violencia que ya se está haciendo costumbre nuevamente en el país, muy dado lamentablemente a olvidar rápidamente los peores momentos de nuestra historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s