¿Del Castillo busca proyecto propio?

Por segunda vez consecutiva, el líder historico del aprismo, Armando Villanueva del Campo, se ha visto obligado (esta vez desde la clinica San Felipe donde se encuentra internado) a enmendarle la plana al secretario general del partido de la estrella, Jorge Del Castillo, quien sorpresiva y sospechosamente ha empezado a echar ramos de olivo al candidato presidencial de la chakana, Alejandro Toledo, intentando ser tomado en cuenta (el y el APRA al que cree representar) para “asegurar la gobernabilidad del pais” a partir de julio de este año.

La increible declaracion de Del Castillo (que suma a esta patinada aquella que lo coloco en la lista de candidatos al Congreso con el ultimo numero de Lima, metiendose a codazos en ella y de paso provocando la renuncia de la candidata presidencial Mercedes Araoz) tiene varias lecturas.

Recogiendo el guante soltado por Toledo en una entrevista con el diario Expreso, en la que responde ante una notable pregunta del periodista Cesar Campos, en el sentido que no tiene ningun problema en conversar con el APRA si es que esta se despoja de “alanismo”, Jorge Del Castillo se desmarca del lider vigente de su partido y sintiendose aludido porque cree ser la alternativa futura del movimiento fundado por Haya de la Torre, envia besos volados al lider de Peru Posible y cae en su juego de ningunear a Alan Garcia, quien al margen de que nos parezca que haya hecho un gobierno aceptable o no, es sin duda el unico capaz de llevar a su partido a una segunda vuelta electoral, como lo corrobora la historia de las elecciones presidenciales de los ultimos 30 años (E incluso las municipales, sino recuerdese que el propio Del Castillo pudo ser Alcalde de Lima, ganandole a Luis Bedoya y Alfonso Barrantes, solo gracias al apoyo de un Garcia en su mejor momento).

La terquedad de Jorge Del Castillo para no dar un paso al costado como se lo sugirieran varios dirigentes apristas (Mauricio Mulder, Javier Velasquez Quesquen, Omar Quesada, Javier Barreda) y se lo exigiera publicamente Armando Villanueva del Campo, hizo añicos la posibilidad que el APRA tuviera con Meche Araoz un mejor destino que el que ahora padece, pues existe la posibilidad que no pase la valla electoral del 5% o que si lo logra, sea raspando.

Hay que recordar que cuando Garcia perdió las elecciones del 2001 frente a Toledo, Jorge Del Castillo dejó de ser el fiel escudero del líder aprista y comenzó a pensar en su propio espacio político, creando el denominado “Frente Social” al que se fueron sumando varios independientes o ex militantes de otras agrupaciones polìticas. Es así como se acercaron al APRA Antero Florez Araoz, Alex Kouri, Agustin Haya de la Torre, Luis Giampietri y muchos más.  Alan García parecía alentarlo al inicio del actual gobierno, y en premio a su lealtad le encomendó la Presidencia del Consejo de Ministros.

A raiz de los famosos petroaudios, que motivaran su alejamiento del Premierato, y a que se sintiera abandonado por García y los otros dirigentes de su partido mientras se le investigaba por sus reuniones con Canaan, sus lazos con Rómulo León y Alberto Químper, y se especulara respecto a su influencia en la desaparición de muchas pruebas que podrían haberlo incriminado, Jorge Del Castillo sintió que era el momento de labrar su propio futuro político, que pensaba ligado al APRA, partido al que se acercara en Barranco cuando era un joven abogado que fue invitado a ser candidato a regidor en ese distrito, a comienzos de los 80, y terminara luego siendo Alcalde de esa comuna, y posteriormente de Lima Metropolitana.

Tras las magulladoras y contusiones recibidas al interior de su agrupacion, que no le perdonan que desembarcara a Meche Araoz para imponer su presencia en la lista de candidatos al Congreso (y la de su hijo al Parlamento Andino) cuando lo que expresaba la ex Ministra de Economia era a todas luces decente, en el sentido que era preferible una lista sin ningun enjuiciado por casos de corrupcion, Del Castillo está ahora en la encrucijada: O reconquista el favor de la militancia aprista (cosa muy dificil, pues en ningun sondeo aparece con probabilidades de volver al Legislativo en el próximo período) o se apàrta, como en su momento hicieran Andres Townsend, Alberto Borea,  Francisco Diez Canseco, Jorge Torres Vallejo, Jose Barba Caballero, para tentar un futuro presidencial por su cuenta en el 2016, escenario en el que podría verse enfrentado con su mentor de siempre, Alan García.

Sólo de esta manera podría entenderse que prefiera ahora una alianza con Toledo (a quien hace cuatro semanas él mismo exigía se haga la prueba toxicológica), que respaldar la a todas luces evidente consigna (no pública, por supuesto) de Alan García para que la militancia aprista endose sus votos a Luis Castañeda antes que al líder chakano. O quizás nos equivoquemos todos, y sea cierto lo que expresáramos en nuestro primer artículo de “En Jaque”, en el sentido que podria existir un contubernio para que tras Alan 2, haya un Toledo 2 que permita el regreso del actual Presidente en el 2016 con un proyecto Alan 3.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s