“Gringo atrasador” PPK repunta a un mes de los comicios

En pocos dias, los peruanos volveremos a las urnas, esta vez para elegir al próximo Presidente, a los 130 Congresistas y a nuestros representantes ante el Parlamento Andino. La campaña electoral se va calentando, y mientras las encuestadoras hacen su agosto vendiendo cifras a diestra y siniestra, los candidatos muestran desde su cara más técnica hasta sus dotes más faranduleras, con tal de ganarse el favor del electorado.

Tras haber analizado en detalle las listas parlamentarias en anteriores artículos, nos referiremos en esta oportunidad a los aspirantes al sillón presidencial, escogiendo para tal caso a los 5 primeros según los sondeos, es decir a los únicos que tienen reales posibilidades de acceder a la segunda vuelta. Nuestro análisis es desapasionado, desprovisto de cualquier tinte político partidario, ayayerismo o conveniencia futura. Es simplemente un punto de vista, como cualquier otro, expresado en voz alta y letra chiquita, y no busca convencer a nadie, sino simplemente presentar las cosas tal y como las vemos. Sin embargo, se agradecen los comentarios en el blog y en nuestra cuenta del FB, pues contrastar ideas es algo que nos satisface en gran medida.

Alejandro Toledo continúa liderando las encuestas, aunque parece que llegó a su techo. Lo señalan también otros colegas periodistas, y coincido con ellos. Del 30 al 33% es lo máximo que ha crecido hasta el momento, y ahí parece que se mantendrá. Sus adherentes confían en que la investigación del Caso Comunicore y otras perlas que adornan la gestión edilicia de Luis Castañeda Lossio, tanto por parte del nuevo Concejo capitalino como por la Contraloría, hagan mella en el ex burgomaestre y lo hagan bajar puntos, pero aún cuando así fuera, creemos que Toledo a lo máximo a que puede aspirar es a un 38% de preferencias, lo que echa por tierra todos esos estribillos de sus voceros en el sentido de que ganará en primera vuelta.

Juega a su favor la experiencia que tiene tanto en el cargo como en sus varias campañas electorales. Esta demuestra contar con una estrategia definida, se nota que hay dinero y asesores, y aunque a veces pisa el palito y se deforma ante las cámaras con gestos intolerantes, rápidamente exhibe reflejos y vuelve al tema de las propuestas, aunque muchas de ellas han sido descalificadas por los expertos por inviables o porque adolecen de sustento técnico. Dijo que no caería en el ataque ni en responder a los insultos, pero se ha enredado en varios asaltos con Castañeda, Humala, y hasta con el Secretario General de Palacio de Gobierno, Luis Nava. Sin embargo, es un activo importante haber gobernado el país mostrando resultados económicos plausibles y un manejo  hasta cierto punto responsable de las finanzas, los temas internacionales, y el asunto de la inversión en gasto social (lo que habría que medir es cuanto de eso se debe a su ex Ministro y ex Premier, PPK)

Sin embargo, el grueso de la población desconfía de él por su terca negativa a realizarse un examen toxicológico, habida cuenta de la leyenda existente por su afición a las bebidas fuertes y caras, y al resultado positivo que diera hace unos años con motivo del increíble “secuestro” que lo llevara a un hotel con varias féminas de la vida alegre que, según él, lo “pepearon”. Unido a esto, su desparpajo para negar a su hija Zaraí, y sólo admitir reconocerla cuando era absolutamente evidente que seguir por ese camino hubiera sido imperdonable para siempre; la pésima sintonía que tiene su esposa Eliane Karp con la población, debido a sus poses de diva autoritaria y racista (amén del pésimo manejo que hiciera de los fondos de la Conapa); y el mal uso de la infraestructura y privilegios estatales de que gozaran sus familiares más cercanos.

El caso de Castañeda es diferente. Tiene como activo una relativamente exitosa gestión al frente del controvertido IPSS (hoy ESSALUD) y de la municipalidad de Lima. Es funcionario público desde la década del 80, cuando fuera elegido regidor metropolitano por Acción Popular y se encargara de la Empresa Municipal del Peaje. Ha pasado por el directorio de Paramonga y por la Caja del Pescador, y si bien ha acumulado una que otra denuncia en todos y cada uno de los cargos que desempeñara, tiene la suerte de no haber sido sentenciado nunca, aunque el caso Comunicore está a punto de estallarle en el rostro.

Castañeda tiene un serio problema de comunicación. El afirma que las que hablan son sus obras, y que no es amante de los discursos. Las pocas veces que interactúa con la prensa muestra nerviosismo y ha cometido más de un desliz imperdonable como cuando confundiera la enfermedad del VIH con los aparatos para ver películas (VHS) o como cuando espetara respecto a una declaración  del congresista Carlos Bruce, que éste era “una loca”. En Lima, la gente usa el Metropolitano porque no le queda de otra, pero todos reconocen que la obra fue sobrevaluada, que se demoró una eternidad en terminarla para que coincidiera con el inicio de la campaña, y que exhibe serias falencias en su proyección y ejecución.

Por otro lado, ahí están Luis Bedoya, Alfonso Barrantes, Ricardo Belmont, Alberto Andrade y hasta Jorge Del Castillo, para demostrar que en el último medio siglo ningun alcalde capitalino pudo ceñirse la banda presidencial, lo que indica que muchas veces ese adagio de que “Lima es el Perú” no es tan cierto.

Keiko Fujimori ha sido una de las congresistas más faltonas a las sesiones de comisiones y del pleno durante éste régimen, en el que tuvo la oportunidad de demostrar que no sólo es la hija de un ex Presidente que en su tiempo gozara de amplio respaldo, sino que tenía una actitud política propia. Su escasa experiencia en diversos terrenos de la política y la improvisación en la conformación de su lista parlamentaria, amén de los vínculos que muchos de su entorno tienen o con el narcotráfico o con la corrupción montesinista, han terminado por convertirla en una aspirante que en su fuero interno no se siente ganadora. Sus propuestas son modestas, su único propósito al parecer es llegar para indultar a su padre, y gran parte de quienes están en su carro trabajan desordenadamente para volver a conseguir una cuota del poder que disfrutaran durante la década que gobernara el ex mandatario, hoy preso.

Ollanta Humala, por su parte, ha modernizado su discurso. Ya no es el títere de Chávez, tiene propuestas más coherentes y además las explica con parsimonia y cierta dosis de credibilidad en ellas mismas. Su pasado como el “Capitán Carlos” en Madre Mía, su responsabilidad en el Andahuaylazo, o sus rimbombantes gastos en lujos que no puede pagar con su modesto sueldo, han quedado atrás en esta campaña, pero no por eso han sido olvidados. Ya no es el cuco que hiciera que la mayoría prefieriera a Alan García en la segunda vuelta de la elección pasada, pero el hecho que mantenga en su entorno a personajes reconocidos por todo el mundo como procomunistas, estatistas a ultranza, o díscolos a actuar según las reglas globales que hoy rigen el mundo, además de un sinúmero de agitadores en las diferentes provincias, lo convierten en una opción poco elegible.

Finalmente, Pedro Pablo Kuczynski, quien sorprendentemente lidera la intención de voto en las encuestas online del diario El Comercio (tradicionalmente afín al ex Presidente Toledo) y en las redes sociales, ha sabido sortear, con espíritu bonachón a la par que un discurso técnico, los ataques referidos a su aparente proclividad a los lobbys con los organismos financieros internacionales y empresas con capitales fuertes, y a su doble nacionalidad peruana y norteamericana.

El conglomerado que formó, al que se sumaron diversos partidos, movimientos regionales y organizaciones de independientes, no garantizaba al inicio que la cohesión durara. Juntar a tres ex candidatos a la alcaldía limeña que perdieran ante Susana Villarán (Lourdes Flores Nano, Humberto Lay y Luis Iberico), así como a personajes tan disímiles como Javier Bedoya de Vivanco y Yehude Simon, o Lourdes Alcorta y Máximo San Román, o César Acuña y Gaby Pérez del Solar, era un verdadero “sancochado”, como la prensa no tardó en motejar a la Alianza.

Sin embargo, en base a un logo simple que fue y es aún magistralmente marketeado, al esfuerzo sorprendentemente inagotable del candidato presidencial para recorrer diversos rincones del país pese a su edad, a una campaña bien diseñada de saturación del mensaje vía las redes sociales, que lo han convertido en líder de todas las encuestas online, y a la identificación de la población con una propuesta técnica expresada mediante discursos cortos, claros, y abiertos a las sugerencias, PPK se ha ido convirtiendo en lo que en este blog llamáramos a inicios de febrero el fenómeno del “gringo atrasador”, dispuesto a arrasar con sus contendores y a quedarse con la bella, en este caso, la Presidencia.

Su experiencia como Ministro de Economía y Jefe del Gabinete, sus amplias e influyentes relaciones con los mandamases de los organismos financieros internacionales así como con líderes políticos de distintas partes del planeta, su manejo profesional en la toma de decisiones, que practicamente siempre le han dado buenos resultados, su asociación con Miguel Angel Cornejo, el gurú mexicano de la motivación y el emprendimiento, su simpático personaje del PPKuy, son elementos que han ido y van calando en un importante sector de la población, especialmente en el de los indecisos, que hasta hace una semana bordeaba el 30%, habiendo logrado capturar ya en los últimos días entre tres y cuatro puntos en este nicho, con proyección a crecer. Una encuesta hecha por el suscrito entre taxistas, unos 8 en una semana, dio como resultado que al menos 6 de ellos ya habían definido su voto por PPK. Y si algo tienen los taxistas es un buen olfato para sintonizar con lo que piensa la gente en la calle.

El crecimiento de su presencia en las redes sociales ha sido en verdad sorprendente (pasó de 12 mil fans a cerca de 150 mil en menos de dos semanas) y su página en Facebook tiene más de 22 millones de vistas, sólo superada por el presidente norteamericano Barack Obama en el rubro “políticos”. Gracias a esta subida, ha podido ser escuchado, y sus propuestas sobre empleo, inversión privada, gasto social y cuidado de recursos como el agua, compiten con las de sus contendores. Sin lugar a dudas, será la sorpresa de esta elección, convirtiéndose en el “outsider” que no reflejan aún las encuestadoras porque al parecer están maniatadas por los contratos suscritos con otros partidos políticos y los canales de TV, pero que no tardarán en rendirse ante la evidencia. Los servicios de inteligencia que toda campaña tiene han alertado a Humala, a Keiko, a Castañeda y al propio Toledo del fenómeno PPK, a quien ya miran con respeto y temor en el sentido que podría ser el rival de uno de ellos en segunda vuelta. Y así como Lourdes Flores ha preferido mantener un perfil bajo, segundón, en esta campaña para no afectar al candidato, se ha visto con buenos ojos que la ex candidata presidencial del APRA, Mercedes Araoz, manifieste su respaldo por Kuczynski.

De los seis candidatos presidenciales restantes, sólo Rafael Beláunde, de “Adelante”, ha mostrado un programa interesante y novedoso, que lamentablemente ha pasado desapercibido debido a la escasa difusión del mismo, en parte por falta de recursos, y en parte porque los principales medios de comunicación ya han tomado partido por alguna de las 5 opciones arriba analizadas.

Anuncios

10 comentarios en ““Gringo atrasador” PPK repunta a un mes de los comicios

  1. Definitivamente considero que PPK es el outsider y que ganárá las elecciones por dos sencillas razónes: es el mejor candidato y el que tiene las mejores propuestas.Es el candidato más honesto,trabajador y calificado con propuestas muy creativas, pero a su vez integrales,que pretender beneficiar a los más necesitados y eliminar la extrema pobreza,dar 3 millones de empleos a los jóvenes con sus respectivos beneficios sociales, son algunas de sus mejores propuestas.

  2. Muy interesante tu análisis-opinión, eres franco en señalar que no busca convencer a nadie y eso es muy bueno.
    Le dedicas un parrafo a cada candidato excepto a PPK que tiene 5, pero los merece por ser justamente el fenómeno en pleno proceso. Veremos que ocurre.
    Felicitaciones!!!

    1. Toledo tiene 3 parrafos, Castañeda 2, los otros 1, y PPK 5. Como dices, se merecia mayor extension en tanto la intencion es analizar el fenomeno que lo convierte en el outsider de esta eleccion. Gracias por tus comentarios y felicitaciones, Raul.

    1. viene pegando la chapa del “gringo atrasador” con la que bautizara en este blog a PPK hace un tiempo. Hoy la encuesta de la PUCP le da 11%, una subida de 7 puntos respecto del mes pasado, y PPK se ha autodemominado en un reportaje “el gringo golpeador”

  3. PPK … un Candidato de 1er Mundo para Perú … llegó el momento de proyectarnos fuera del Tercer Mundo ….. Ojalá PPK pase primero a segunda vuelta y luego se verá ….

  4. Yo lo veo así: Castañeda ya no sube un punto más, todo lo contrario, es un personaje que carece de simpatía, y lo que se viene con el Comunicore, será su estocada final.
    Toledo se quedó ahí estancado con sus 26% porque él mismo no suelta prenda en algún punto de su plan de gobierno, continúa con el mismo discurso tan general y a la vez tan vacío acerca de los problemas del Perú. Sin arriegarse a un debate dificilmente puede angancharse a un elector nuevo.
    Con Keiko, yo esperaba un despliegue marketero tan audaz como fue hace 5 años, algo que “supla” esa falta de experiencia en gobierno que ella adolece. Sin embargo, veo que Carlos Raffo la ha desahuciado en ideas. Por ello muchos de sus votantes estan migrando al fortín del que les queda: Ollanta, quien ha migrado sus ideas más al centro para atraerse más votos de esos centros que seguían a Keiko.
    Con PPK ocurre algo curioso en estas elecciones, y es que en estas eleccion ah entrado en juego un nuevo participante: Las redes sociales. En la TV un candidato puede dar toda una lección de oratoria que engatuce a sus electores o simplemente decir “Yo lo voy a a hacer mejor que el otro”. En internet y las redes sociales lo anterior cae en desuso, pues aqui el usuario interactua con la informacion que tiene a la mano, confimando o desilusionandose de cada promesa electoral. El fenómeno PPK ha crecido como la bola de nieve donde cada nuevo seguidor le iba agregando un impulso mayor a esta subida que lo ha convertido en “el último Outsider”. Tanto así que si PPK se lanzaba hace 5 años probablemente no ganaba, o no subía en el último mes con la velocidad como lo hace ahora.
    Esto es bueno para el Perú ya que democratiza más el universo de candidatos para presidentes, club reservado antes solo para los oradores o personajes simpáticos. Ahora no basta solo eso, sino tener ademas una integridad profesional y humana del candidato.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s